Consejos ecoamigables para decorar la habitación del bebé

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0

Habitacion bebe ecologica
Preservar la salubridad de una habitación infantil, es decir, cuidar de que sea lo más saludable posible, es una preocupación habitual de los padres. No en vano, la importancia de un ambiente fresco, ventilado y libre de contaminantes resulta crucial para el buen desarrollo de los niños.

Tener en cuenta una serie de claves esenciales permite conseguir fácilmente una habitación con un ambiente sano, libre de materiales tóxicos en superficies como suelos, paredes o muebles o en la atmósfera que puedan provocar alergias, entre otros muchos problemas de salud.

No a los tóxicos

Un primer consejo: en un principio, hay que ser desconfiado. En efecto, a lahora de decorar -antes de adquirir una alfombra, unas cortinas, una cunita, un cambiador, de elegir la pintura de la pared o el barniz para un mueble-, conviene hacerse algunas preguntas. Se trata, en suma, de descartar todo aquello que tenga una composición sintética que resulte tóxica al contacto o por inhalación o que, por ejemplo, sea de un material en el que se multipliquen los ácaros o se acumule la suciedad.

Es así que, de forma resumida, la máxima es huir de materiales de fuertes olores y composiciones tóxicas agresivas, incluyendo los ftalatos, optando con preferencia por materias de fibras naturales. Además, lograr una limpieza fácil es otro de los aspectos fundamentales, por lo que las moquetas no son muy recomendables. En todo caso, no usar limpiadores en spray y optar por el aspirador.

Decorar las paredes

Pintar la habitación del bebé siempre es un gesto hermoso, que se vive con ilusión. Para hacerlo de forma ecoamigable, las pinturas tienen su cara y su cruz: como ventaja, no acumulan ácaros, como sí ocurre con el papel de pared, y a ser posible lavable, pero por otra parte hay que descartar las composiciones más tóxicas. Si queremos utilizar papel, cuidemos que la cola no tenga disolventes. En cuanto al vinilo, existe una alternativa más verde, sin PVC, plastificantes ni solventes.

Muebles libres de olores

Los muebles que huelen fuerte no convienen. También hay que tener en cuenta que no lleve formaldehido, un compuesto químico cancerígeno. Excepto si los muebles son ecológicos, en cuyo caso no habría problema, conviene comprarlos un tiempo antes de utilizarse para dejar que los olores desaparezcan. Y, por supuesto, pensando en todo, tengamos cuidado con los muebles u otros objetos de segunda mano, pues los niños tienen las defensas muy bajas y a menudo resulta contraproducente. En este caso, reutilizar o reciclar puede no ser buena idea.

Habitacion  de bebe ecologica
La misma manera de proceder habría que aplicarse a la ropa de cama, objetos de decoración como cuadros, juguetes y demás elementos que pueda haber en una habitación. Al ser un lugar cerrado, en el que el niño pasará muchas horas, es fundamental extremar las precauciones. Por último, y no por ello menos importante, es la elección de los productos de limpieza, sobre todo cuando el niño gatea. En este caso, la norma sigue idéntica filosofía: elegir limpiadores que no resulten demasiado químicos, idealmente con certificación ecológica.

Una ventana que proporcione luz natural y permita una ventilación diaria (bastará con un cuarto de hora) es otro aspecto importante, del mismo modo que se deben alejar las fuentes de ruido para evitar la contaminación acústica, mejor no utilizar ambientadores sintéticos ni ningún otro excesivamente concentrado. Evitar los extremos es importante, si bien una buena información sobre las claves ecoamigables nos pueden ayudar a decidir mejor. Huyamos de obsesiones en uno y otro sentido, pero no olvidemos que optar por lo natural, en muchos casos, es todo un acierto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *