Crear fácilmente un jardín vertical

Tener un jardín vertical no es exclusivo de nuevas construcciones de diseño. No es necesario contratar a un moderno estudio de arquitectura y decoración. Ni siquiera hace falta tener mucho dinero. Lo único que es necesario es echarle algo de imaginación. Y otro poco de tiempo.

Así se ha hecho en un casa de una familia de pocos recursos en Sao Paulo, Brasil. La idea, eso sí, surge en un estudio de diseño llamado Rosenbaum. Se trata de reutilizar botellas de plástico para que sirvan como macetas, rellenarlas con tierra, plantar semillas y colgarlas en la pared de la casa. Con ello, ya se puede disfrutar de un maravilloso y colorista jardín vertical casero.

El estudio Rosenbaum colabora en un programa de la televisión que se llama Caldeirao do Huck. Una de las secciones de este programa televisivo es “Hogar, dulce hogar”, que tiene como objetivo mejorar las condiciones de las casas de hogares con bajos recursos económicos.

Crear fácilmente un jardín vertical

En la intervención de la que hablamos, visitaron a una madre que vive en una apartamento de Sao Paulo junto a sus dos hijas, a las que mantiene con un sueldo mensual de unos noventa euros. La idea del estudio es permitir que, al menos, puedan cultivar algunas verduras y contribuir así en la alimentación. De ahí surge la idea de la granja vertical casera.

Las botellas no son muy grandes, así que se han cultivado plantas pequeñas para el autoconsumo o para la venta o intercambio con vecinos del barrio. La propuesta ha tenido tanto éxito que mucha gente quiere imitar la idea, así que el estudio ofrece en su web un sencillo tutorial para que cualquiera pueda tener en casa su propio jardín vertical. En resumen, es poco más que hacer un corte en la botella para crear un abertura para la planta y un par de agujeros para poder sujetarla a la pared. Y ya sólo queda cuidar la planta para que crezca sana.

Crear fácilmente un jardín vertical