España suspende en la gestión de vertederos

Share on Facebook3Tweet about this on Twitter0Share on Google+2

Vertedero de basura
En gestión de vertederos, España no tiene nada contenta la UE. Más bien todo lo contrario. Esta vez no solo se trata de porcentajes irrisorios en reciclaje, aunque algo tiene que ver, pues yendo la cosa de vertederos, y como es bien sabido, si se recicla menos, la basura acaba acumulándose mucho más en ellos…

Palabra clave, “vertedero”, así como su mala gestión. Y es que al Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE), -institución responsable de que la legislación europea se cumpla y aplique de forma coherente-, ha fallado en contra de España en uno de los dos contenciosos que la Comisión Europea (CE) que tenía abiertos en contra del Estado español por incumplimiento de la normativa sobre los vertederos de residuos.

Mala gestión en 30 vertederos

En este caso, el problema tiene un coste medioambiental importante. En concreto, la sentencia viene motivada por no haber clausurado algunos o por no haberlos adecuado dentro de los plazos establecidos, un fallo en contra de España por incumplimiento de la normativa comunitaria.

El Tribunal de Luxemburgo ratificó que 30 vertederos activos incumplen la legislación comunitaria por no haber sido clausurados o adaptado a lo que estipula dicha legislación antes de marzo de 2013. En concreto, según el fallo las autoridades españolas deberían haber adoptado las medidas necesarias para cerrar 27 de ellos “en la mayor brevedad posible”, nueve de residuos no peligrosos y 18 de residuos inertes. Por último, tampoco se han adoptado las medidas necesarias para acondicionar un total de 3 más de residuos no peligrosos.

Suspenso también en reciclaje

Si bien reciclar es un negociazo con mucha miga, -la gallina de los huevos de oro para unos pocos-, sin embargo las cifras de reciclaje en España dejan mucho que desear. Son la cara y la cruz de una triste situación, en la que la gestión de desechos no busca tanto el cuidado ambiental como el beneficio económico.

Según un informe difundido esta semana, España tan solo recicla el 27,21 por ciento de la basura procedente de los hogares, comercios y oficinas. A su vez, dicho estudio publicado por la CE se observa una gran variación entre ciudades. Mientras los porcentajes de reciclaje de las urbes más cumplidoras ronda el 80 por ciento, -el caso de algunas ciudades de Eslovenia o Finlandia- otras ni siquiera alcanzan el 5 por ciento, con una media del 19 por ciento.

El informe también señala que la separación de residuos en España ha mejorado en la última década en torno al 10 por ciento, pero no es suficiente. La institución comunitaria pide “un gran esfuerzo” para lograr ese 50 por ciento que se establecía para 2020 establecida como objetivo a nivel europeo.

Residuos
Entre otros problemas a subsanar, el informe señala el uso limitado de la recogida de residuos puerta por puerta, la falta de un sistema de reembolso de depósitos por los envases que sea obligatorio o la diferencia de políticas de reciclaje en las diferentes comunidades autónomas.

Por otra parte, no se trata de falta de concienciación ciudadana. No solo de eso, al menos, pues los desechos se separan en primera instancia gracias a la colaboración de la gente. No es perfecta, qué duda cabe, pero sí clave y, en todo caso, como contribuidores se pagan impuestos para ello.

Por contra, el rendimiento económico que genera esta actividad no genera riqueza social. Un planteamiento, cuanto menos, discutible, al que se suma una deficiente política en la materia a nivel municipal pero, sobre todo, autonómica y estatal, instancias desde las que se debería establecer una coherencia normativa dentro de lo fijado por las directivas europeas. Aunque, visto lo visto, los objetivos europeos parecen quedar muy lejos. Para empezar, un poquito de sentido común y responsabilidad ya sería un gran paso adelante.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *