Ideas para reciclar cordones de zapatos

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0

Reciclaje cordones zapatos
El reciclaje de cordones de zapatos puede resultar la mar de práctico, y también se presta a hacer entretenidas manualidades, trabajos ingeniosos que consiguen convertirlos en tejidos e incluso auténticas obras de arte.

Antes de optar por el enfoque creativo, siguiendo la regla de las tres erres (reducir, reutilizar y reciclar, por este orden), lo suyo es intentar volver a usarlos para así evitar tener que comprar otros. Por lo tanto, vaya por delante que la mejor manera de darles un uso práctico es volver a usarlos si están en buenas condiciones.

O, en todo caso, guardémoslos para usos futuros, con lo que los tendremos bien limpios, listos para cuando algún otro se rompa de puro uso. Aunque no siempre se pueden guardar para un próximo uso, algo que ocurre sobre todo cuando se han roto y solo nos queda uno usable, en cuyo caso podemos guardarlo para usar en proyectos de reciclaje creativo.

En general, dar uso a los cordones cuando dejan de servir por cualquier razón, -ya sea porque hemos decidido cambiarlos por otros cordones más estilosos, de otro color, o por rotura- puede significar cosas muy distintas. No en vano, el reciclaje de cordones de zapatos es todo un mundo en el que la inspiración manda.

Tejer y hacer manualidades

Hacer manualidades es una posibilidad fascinante. Eso sí, aunque el ingenio puede suplir cualquier circunstancia, por lo general se necesitan varios cordones para conseguir resultados atractivos o, simplemente, para hacer proyectos que requieren de una buena cantidad de cordones.

Como podemos ver en la imagen que abre el post, es fácil hacer unos divertidos muñecos a partir de unos calcetines viejos y unos cordones multicolores. De igual modo, sería factible hacer guirnaldas, decoraciones para el árbol de Navidad o cualquier otra manualidad en la que los cordones de zapatos tengan cabida.

Reciclaje cordones zapatos 2De hecho, es un reto a la creatividad conseguir que ¿Qué tal hacer una muñeca de trapo y aprovechar los cordones de zapato para crear el pelo? Sería divertido, sobre todo si además mezclamos cordones de distintos colores…

Tejer con los cordones de zapatos es otra interesante opción. Podemos hacer creaciones utilizándolos como si de lana se tratase o, por ejemplo, haciendo nudos de macramé para tejer cualquier otra cosa. También, lógicamente, se podrá hacer un tapiz con cordones. Bastará con crear el diseño e ir cubriéndolo con cordones, como si se tratase del tradicional punto de cruz, sin más complicaciones. Ni siquiera necesitaremos agujas…

Pulseras y cinturones

Las pulseras o los cinturones son otra gran baza que podemos aprovechar si disponemos de cordones que están esperando una segunda vida. En cuanto a las pulseras, podemos desde decorarlas reutilizando objetos, como botones, pequeñas piezas de bisutería o dejando volar la imaginación.

Quedan preciosas las pulseras o los cinturones hechos con anillas de latas de refresco que uniremos fácilmente entrelazando un cordón …o tantos como sea necesario. El resultado también puede verse en la imagen superior. Y, del mismo modo, aprovechemos una corbata vieja para convertirla en un cinturón o en una correa para sujetar la cámara o cualquier otro objeto. Solo tendremos que enrrollarle un cordón para reducir su diámetro. El resultado será estiloso y original.

si acumulamos un buen montón de cordones de distintos colores, aprovechemos para atarlos y hacer una divertida cortina introduciendo elementos decorativos entre un cordón y otro, haciéndolos servir de unión. Las ideas son casi infinitas: nos servirán desde los viejos CDs hasta las bases de las botellas de plástico que tienen forma de roseta. O, por qué no, intercalemos pequeñas cartulinas de colores con mensaje. En el reciclaje creativo casi todo vale. Ya sabes, si a ti te gusta, será perfecto.

2 comentarios

  1. Super vuestra página, ojalá todo el mundo aportara a este mundo, para nosotros mismos y para nuestros seres queridos, gracias gracias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *