Ideas para reciclar muebles viejos

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0

Ideas para reciclar muebles
Reciclar muebles viejos es un concepto muy amplio que abarca un sinfín de posibilidades. Desde su reutilización en la misma habitación o en otra, aprovecharlos para el jardín, en una casa diferente o, por qué no, regalarlos o venderlos, hasta darles un uso distinto conservándolos tal cual o eliminando e incluso modificando algunas de sus partes.

El reciclaje de muebles también se refiere, lógicamente, a su recuperación mediante restauración o transformación de forma discreta o con resultados de impacto, tan sorprendentes como pueda ser el uso de un cajón como macetero o, por ejemplo, el respaldo de una silla como colgador. En todos los casos se trata de un gesto ecológico que, además de resultar la mar de económico, ayuda a aligerar nuestra huella de carbono y suma en favor de un mundo sostenible.

¿Pero, cómo empezar, qué pasos hemos de dar para decidir qué hacer con un mueble vetusto o antiguo que no deseemos tirar, que nos hayan regalado o hayamos encontrado? En este post encontrarás ideas básicas que te orientarán al respecto. Básicamente, se trata de darles una nueva vida con un reciclaje decorativo y práctico que esté al alcance de nuestra mano, es decir, que no requiera de técnicas especializadas que resulten demasiado complejas.

¿Pintarlos o forrarlos?

Si queremos darle un aire distinto al mueble, la pintura o forrar los muebles son posibilidades interesantes, fáciles de aplicar poniendo un poco de cuidado y, si buscamos sorprender, entonces también un mucho de imaginación.

Utilizaremos pinturas de componentes no tóxicos, sin químicos volátiles ni olores agresivos, que vayan bien a su nueva ubicación o, otra alternativa muy atractiva, elegir aquellos tonos que consigan un resultado lo más diferente posible, para así cortar de forma radical con su anterior imagen.

Juguemos con los colores pastel, los blancos, las diferentes tonalidades de tipo madera, los colores intensos, básicos, que nos recuerdan al estilo moderno de Andy Warhol, con su combinación… Y no olvidemos que los colores crean atmósferas e influyen en los estados de ánimo.

Forrar muebles con papel de periódico, de cómic o similares está muy de moda como reciclaje creativo, pues simplemente se trata de colocar el papel y darle una protección final con un barniz incoloro mate. La transformación es tan radical y atractiva que muy probablemente sea la solución más socorrida, junto con la pintura.

Restaurar: ojo con las termitas

La restauración requiere de una cierta especialización. Si el mueble requiere de un arreglo o puesta a punto por tener termitas, roturas o acusar el propio desgaste del tiempo, nunca está de más contar con la opnión de un profesional, en especial si el mueble tiene valor o si no contamos con las herramientas o conocimientos necesarios para recuperarlo.

Muebles reciclados
Básicamente, sin embargo, una restauración significa una limpieza, quizá un buen lijado y un barnizado o mano de pintura para que vuelva a lucir como antaño. Si los muebles van a estar en un porche, terraza y son de madera precisarán de tratamientos especiales.

Adornar los muebles

Con vinilo podemos hacer grandes cosas. Bien comprando pegatinas o diseñándolas nosotros mismos, el vinilo es una opción fantástica para convertir un mueble viejo o insulso en un mueble personal, con un estilo moderno, si se quiere con un toque retro o bien moderno. Ayuda en especial para transformarlos en muebles juveniles o informales.

Con dibujos que podemos hacer cómodamente con patrones para luego aplicarlos pasando la brocha gorda por encima, obteniendo el dibujo que hemos recortado. Los podemos encontrar listos para su uso o hacerlos con unas simples cartulinas, sin más complicaciones.

Por último, con muy poco esfuerzo y presupuesto conseguiremos grandes resultados cambiando los pomos en puertas y cajones. La amplia variedad de pomos que hay en el mercado, muchos de ellos creativos, facilita su elección en función del color y estilo. Del mismo modo, pintarlos de colores distintos al resto del mueble o entre sí también puede hacer una gran diferencia sin apenas esfuerzo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *