Las apps de mensajería y redes sociales devoran la batería de los móviles

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0

APPs que desgasten tu bateria
La sostenibilidad o, para ser más concretos, la mayor o menor eficiencia de la batería de un dispositivo móvil no depende sólo del fabricante y de las horas de conexión que haga un usuario. La voracidad de las aplicaciones que tengamos instaladas es un tercer elemento que influye, muy mucho, en el tiempo que pueda llegar a durar la carga.

En efecto, la tecnología aplicada a los mismos terminales o dispositivos móviles arrojará una serie de datos que en modo alguno sirven para hacernos una idea ni mucho menos para calcular la huella de carbono asociada a su uso.

Algunas aplicaciones son especialmente derrochonas. Entre otras, se llevan la palma las relacionadas con las redes sociales y la mensajería instantánea, del tipo de Facebook, YouTube, Google Search, Messenger, WhatsApp y BlackBerry Messenger.

En constante actualización

Éstas son conclusiones de un reciente estudio de la firma Alcatel-Lucent que analizó decenas de aplicaciones más populares en usuarios de distintas partes del mundo, que atribuye a este tipo de apps el mayor consumo de batería de los dispositivos móviles. Es decir, una baterías recién cargada no da a basto con este tipo de programas y la carga apenas dura unas pocas horas.

El problema es que las apps tienen una manera de funcionar que provoca este problema que supone pagar más, contaminar más y el tremendo inconveniente de una limitada autonomía del aparato. ¿Pero, por qué ocurre esto? Básicamente, se encuentran activas, actualizándose de forma continua, traduciéndose en una demanda permanente de los recursos del dispositivo.

Por contra, otras aplicaciones están en estado latente cuando no se utilizan, en una especie de hibernación que ni de lejos supone este brutal agotamiento de la batería. De este modo, aún cuando creemos que están inactivas sigue habiendo una intensa actividad, ya que su misma configuración lo requiere para poder ofrecer el servicio. O lo que es lo mismo: no descansan nunca y, por lo tanto, tampoco dejan de chupar energía.

La contaminación de los data center

Si te preocupa el gasto de energía de tu dispositivo móvil por motivos de conciencia ambiental, seguramente sabrás que gigantes de internet como Google (Youtube le pertenece) o Facebook están haciendo grandes esfuerzos para que sus servidores sean menos contaminantes.

Se han probado innumerables experimentos para que su constante necesidad de refrigeración sea lo más verde posible, muchos con éxito: desde ubicarlos en zonas frías, como los países escandinavos hasta utilizar agua de mar para enfriarlos o aprovechar su calor con el fin de alimentar sistema de calefacción.

APPs que desgasten la bateria
Aún así, lógicamente, se hace un gasto energético tremendo que se suma a este derroche de energía a nivel de cada uno de los usuarios. ¿Pero, entonces, si intentan rebajar la huella de carbono en las infraestructuras por qué no aplican el mismo baremo en sus apps?

La pregunta no es de fácil respuesta, principalmente porque se trata de un asunto controvertido y no existe transparencia al respecto. Recordemos que el mismo Greenpeace tuvo que batallar lo suyo para que conseguir que los data centers tuvieran una cierta orientación en favor del medio ambiente. Quizá haya que luchar ahora por una mayor eficiencia de los programas.

Sea como fuere, el futuro preocupa más allá de estas cuestiones: Big Data, el Internet de las cosas, un mundo conectado en el que la información global y ubicua logra un mundo mejor pero no perfecto. Entre otros puntos negros, un casi infinito gasto de energía. Aunque esos grandes datos, esa realidad informatizada que nos espera también impulsará nuevas maneras de generar energía renovable. Puestos a soñar, quién sabe, a lo mejor podría producirse a partir del mismo movimiento de los objetos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *