Usos cosméticos del jabón negro

Share on Facebook18Tweet about this on Twitter0Share on Google+2

pasta-jabon-negro
El jabón negro o jabón negro africano es todo un mundo por descubrir. Se trata de un producto ancestral y ecológico, originario de la región que menciona su mismo nombre. Actualmente, puede encontrarse en forma líquida, en pastilla o pasta y pese al nombre su color es amarronado.

Usado solo o junto con otros ingredientes, idealmente también bio, tiene un amplio abanico de utilidades con fines de higiene doméstica, cosméticos o terapéuticos. En este post nos centraremos en los primeros para un uso fácil, casi siempre con una aplicación directa, sin más complicaciones.

Un jabón, un sinfín de usos

Una de sus ventajas es su suavidad, no al tacto sino en cuanto a su aceptación en pieles difíciles, por ejemplo las reactivas, sensibles o problemáticas casi por cualquier motivo. No en vano, es un jabón natural y orgánico.

Es importante utilizar el auténtico, pues de otro modo podría no ser ecológico, al tiempo que hemos de confirmar que sea biodegradable y, aún mejor, incluya su correspondiente logo. Si forma parte de una formulación que incluye varios ingredientes, busquemos que éstos también sean biológicos. De otro modo, los añadidos alterarán la fórmula con químicos y otras sustancias artificiales.

Sus utilidades en la ducha son las mismas que las que daríamos a un gel o champú. Básicamente, es un dos en uno, por lo que nos sirve tanto para lavarnos la cabeza como el resto del cuerpo. A su vez, puesto que es espumoso, será estupendo para darnos un buen baño.

Más allá de esta aplicación cotidiana en el momento del baño o ducha, el jabón negro ayuda a preservar la salud de la piel gracias a sus propiedades humectantes y a su pH. Además, tiene un efecto calmante, por lo que mezclado con agua tibia sirve para aplicar en el cutis y en el resto del cuerpo con resultados muy interesantes para una belleza saludable.

La exfoliación suave es otra de sus ventajas. Bastará con mezclar con agua tibia para que los poros de la piel se dilaten y así emulsionar el jabón, ya listo para su uso. Su composición (en el que se incluye la sal y los ácidos linoléicos) permite renovar las capas superficiales de la piel simplemente con un pequeño masaje que prolongaremos durante un par de minutos.

Sus beneficios para equilibrar el cuero cabelludo también pueden ayudarnos a acabar con la caspa si lo aplicamos regularmente, ya que equilibrar la piel de este área del cuerpo evita éste y otros problemas dérmicos.

Lavarnos las manos con jabón negro, en cualquiera de sus modalidades, constituye un sencillo y efectivo tratamiento de belleza al tiempo que las higienizamos. Si nos lavamos las manos a menudo, será muy útil para evitar que se resequen.

jabon-negro
Los jóvenes agradecerán este jabón para tratar problemas de acné, puntos negros, rojos o blancos. Solo hemos de tener cuidado con evitar el contacto con los ojos para que la piel del rostro se calme y uniformice. De nuevo, solo un uso regular y una alimentación saludable pueden ayudarnos a conseguir buenos resultados.

Por último, también las pieles maduras agradecerán su uso. Del mismo modo que es un gran aliado contra el acné, nos puede ayudar para combatir los signos de la edad. En este caso, ser rico en vitamina E ayuda a prevenir arrugas, mientras su efecto emoliente las suaviza.

Sin olvidar el continuo efecto regenerador que logramos gracias a la exfoliación, otra manera de controlar la aparición de arrugas. No conseguiremos eliminarlas, no nos engañemos, pero sí podremos disminuirlas en cierto modo, sobre todo si reforzamos el tratamiento con aceites vegetales bio que específicos, como el de argán o el aceite de oliva virgen.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *