Cómo utilizar la orina para abonar las plantas

Share on Facebook2Tweet about this on Twitter0Share on Google+0

Manekenpis
¿La orina un fertilizante? ¿Pero así, sin más, aplicada directamente? La respuesta es sí, en ambos casos, pero con salvedades. Y no lo decimos nosotros, ni siquiera es una nueva moda, sino una tradición que se pierde en la noche de los tiempos.

Ahora se ha retomado con fuerza. La ecología lo ha rescatado del ámbito marginal y las más de las veces tambien privado, y está intentando darle un uso intensivo, que abarque una aplicación salubre en jardines públicos y en grandes extensiones agrícola. En estos casos, el reto es garantizar su salubridad, pues la recolección de grandes cantidades de orina implica el riesgo de que proceda de personas enfermas y/o que consuman medicamentos.

Consejos prácticos para abonar con orina

En efecto, la orina puede ser también una fuente de contaminación que, en el caso de su uso para abonar cultivos, supondría un potencial riesgo para la salud. No obstante, también implica riesgos para las plantas y los seres humanos fertilizar con productos químicos o con estiércol.

Actualmente, la ciencia está investigando las consecuencias de una orina que pueda contener patógenos y restos de medicamentos u hormonas, pongamos por caso, cuando se usa como fertilizante. Es decir, cómo afecta a las plantas de cara a la seguridad alimentaria.

¿Pero, y nosotros, los particulares? Si queremos abonar nuestras plantas ornamentales o un mini huerto de uso propio con orina recién recolectada o almacenada es importante saber que se trata de un abono seguro, siempre que tengamos en cuenta una serie de consejos básicos.

La Organizacion Mundial de la Salud no duda en afirmarlo e incluso nos enseña a hacerlo. Sus consejos se refieren, sobre todo, a las dosis recomendadas de una orina que, lógicamente, proceda de personas sanas. También se hace hicapié en las formas de almacenarla para aumentar su pH y así eliminar patógenos.

Orina fertilizante
Si queremos usar orina para fertilizar las plantas hagámoslo solo a nivel casero. En otro caso, sería necesario seguir recomendaciones más detalladas, sobre todo en lo que respecta a la recoleccion y almacenaje. En particular, por dos razones fundamentales: tendremos que recolectar orina de numerosas personas y hemos de extremar las medidas cuando se va a comercializar la cosecha. Además, los métodos de almacenaje pueden requerir determinadas técnicas y maquinaria.

Volviendo al uso privado, la incorporaremos al suelo, bien concentrada o diluida. Si la disolvemos en agua (en diferenetes proporciones) reducimos el riesgo de toxicidad, en el caso de que la orina presentar algún problema de salubridad como los aludidos.

Será muy conveniente en el caso de plantones o semillas. Tengamos en cuenta, por otra parte, que su almacenamiento debe realizarse en bidones u otros recipientes cerrados durante al menos un mes. En caso contrario, puede convertirse fácilmente en un atracción para insectos. Se llenará de mosquitos, muy probablemente, y serán vector de enfermedades, sobre todo si el agua está diluida, por l oque la mezcla con agua se hará justo antes de su aplicación.

Su uso sustituye a otros fertilizantes o los complementa, con lo que su frecuencia dependerá de distintos factores, como el tipo de tierra y de cultivo o clase de planta ornamental. Por otra parte, apliquémosla a ras de tierra, evitando por completo la aspersión por cuestion de olores y de pérdida del nitrógeno, uno de sus principales componentes, junto con el fósforo.

La orina también nos hará un buen papel como fungicida y para acelerar el compostaje. De nuevo, en ambos casos conseguimos un producto ecológico, muy interesante para practicar la jardinería respetuosa con el medio ambiente. Y, en fin, sus ventajas, muchas. No solo es un abono orgánico que funciona, sino que además nos sale gratis y cuida el planeta por partida doble. Al tiempo que le evitamos un desecho que puede provocar graves desórdenes en los ecosistemas.

1 comentario

  1. que importante tema de aprovechar lo que generalmente desaprovechamos y con ello lo que si generamos es una gran contaminacion al medio ambiente por la mala dispocision del mismo,,,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *