Disney inicia una lucha contra la comida basura


Los restaurantes de comida rápida de Disneyland de California y Francia tienen los días contados o, al menos, eso espero después de que Walt Disney Co. haya decidido que a partir de 2015 dejará de anunciar publicidad de este tipo de comida en todas sus plataformas mediáticas estadounidenses. En el futuro, además, expandirá la política a otros países, pero todavía se desconoce una fecha concreta.

La compañía dijo que prohibiría este tipo de anuncios en sus canales de televisión, radio e internet, así como en sus parques temáticos en Estados Unidos. Una noticia que, expresando el sentir general, la primera dama de Estados Unidos, Michelle Obama, ha alabado hasta el cansancio. Sus palabras, señalando que esto va a significar un “verdadero cambio”, supone un gran apoyo a esta iniciativa. Sin embargo, también es muy probable que ahora ese dinero que dejará de percibir no tardará en encontrar otras televisiones ansiosas por engullir los anuncios y engrosar sus cuentas.

¿Pero, por qué esta decisión? Walt Disney explicó que había llegado la hora de atacar el problema de la obesidad infantil, que está convirtiéndose en una auténtica pandemia en el país. «La conexión emocional de los niños con nuestros personajes e historias nos da una oportunidad única para seguir inspirándoles y animándoles a llevar vidas más sanas», dijo el presidente de Disney.

La decisión supondrá dejar de percibir sumas millonarias en publicidad, pues los fabricantes de comida rápida y bebidas azucaradas invierten unos mil millones de dólares cada año en publicidad dirigida a los más pequeños. Por cierto, si admiten una sugerencia, ver menos tele y, en general, estar menos tiempo delante de la pantalla equivale a moverse más, otra buena manera de luchar contra el sedentarismo y la obesidad. Y un par de preguntas más: ¿Si tan concienciados están, por qué hay que esperar al 2015 para la prohibición? ¿Y si la señora de Obama, es decir, la mujer del presidente lo tiene tan claro, por qué no existe ya una Ley que controle este asunto?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *