GM EN-V, un prototipo de coche eléctrico de reducidas dimensiones


En Las Vegas se está celebrando la que, seguramente, sea la más importante feria de innovaciones tecnológicas del mundo, la feria CES 2011. Principalmente, las compañías presentan sus novedades en dispositivos móviles, televisiones, cámaras y, en general, aparatos electrónicos para usar en el hogar. Pero también se presentan otras novedades. Entre ellas, y cada vez más a menudo, vehículos ecológicos. General Motors, la gran empresa estadounidense del motor ha presentado su nuevo modelo GM EN-V.

EN-V es la abreviatura para «red eléctrica de vehículo». Es algo más que un coche eléctrico y, por tanto, limpio y sostenible. Pretende ser un nuevo concepto en la movilidad urbana personal. Hay tres diseños diferentes del GM EN-V, dependiendo de las características de las personas que lo adquieran: Jiao (orgullo), Miao (magia) y Xiao (reír).

El EN-V está pensado para la ciudad y para recorrer distancias cortas. Alcanza una velocidad máxima de 40 km/h y tiene una autonomía de 50 kilómetros. Se trata de un biplaza que ocupa poco más que el espacio necesario para contener a dos personas. En otras palabras, de largo, es, aproximadamente, la mitad de un Smart ForTwo. En una sola plaza de estacionamiento pueden caber hasta seis de estos GM EN-V. Circula solo con dos ruedas.

Pero lo más curioso es que es un vehículo autónomo. Es decir, que tiene la capacidad de repostar (electricidad, claro) y de aparcar por sí mismo. Además, detecta a otros vehículos para evitar choques, así como a las personas para evitar atropellos. Más sorprendente aún es la posibilidad de ponerse en comunicación con el coche a través de un Smartphone para que salga del aparcamiento y llegue hasta donde está su propietario. Sí, como ocurría en la mítica serie El coche fantástico.

El habitáculo es mínimo, como decimos. Sin embargo, está completamente rodeado de una luna transparente, así que la sensación que se tiene al estar dentro está muy lejos de ser claustrofóbica. De momento es solo un concepto, un prototipo, pero puede estar dando una idea de cómo será el transporte de las ciudades en el futuro: pequeño, limpio, sostenible y seguro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *