Juguetes anticrisis: fabricar camiones con botellas de plástico


El reciclaje creativo agradece que echemos a volar la imaginación, en especial si el resultado aspira a gustar, encantar y, a ser posible, volver locos de contento a los más pequeños de la casa. En este post quedará demostrado y archidemostrado que resulta facilísimo convertir una botella de plástico en un vehículo de cuatro ruedas. No hay excusa para no intentarlo.

Atrevámonos, sólo hay que conseguir el material sin ni siquiera salir de casa, calentar motores y arrancar. Arrancar no tiene problema. No al menos, si contamos con la ayuda de Martine Camillieri, la artista que ha creado la increíble colección de camiones que se incluyen en este post. Verlos, observarlos para comenzar facilita tremendamente ponerse manos a la obra y fabricar un juguete para el niño o los niños o, todavía mejor, hacerlo con su ayuda.

Básicamente, así es, quien tiene una botella de plástico y cuatro tapones tiene un juguete. No hay que rascarse el bolsillo ni secarse la frente porque de forma gratuita y sin hacer apenas esfuerzo podemos hacer un juguete para niños y niñas ávidos de aventuras sobre cuatro ruedas que podrán vivir en el pasillo de casa, en el comedor, en su habitación o en el parque.

Manos a la obra

La materia prima casi es lo de menos para conseguir fabricar un camión o vehículos de lo más variopintos. Ello no quiere decir que sea necesario conseguir una botella especial o tapones a juego para conseguir nuestro objetivo. Aunque el resultado será mejor cuanto más trabajemos su estética y más selectivos seamos a la hora de elegir botella, ruedas y accesorios, la idea básica en este caso es poner lo mínimo para conseguir lo máximo.


En efecto, como suele decirse, aquí menos es más. Lo importante es buscarle la gracia a cada botella. Podría parecer que todo vale, pero siempre hay unas ideas mejores que otras. Dejemos madurar una idea un par de días para valorarla mejor o encontrar el modo de sacarle punta. Por ejemplo, el asa colocada en la parte superior facilita su arrastre y traslado, haciéndolo más práctico y permitiendo también una adecuada colocación de las ruedas.

La imaginación al poder

El color y las formas son otros de los elementos que nos darán pistas a la hora de darle una u otra función al vehículo. Juguemos con los tonos para tener buena parte del trabajo hecho. Color blanco para las ambulancias o para destacar unas iniciales o pegatinas, el plástico transparente para poder colocar pasajeros y que el niño vea los juguetes…

La forma aerodinámica y los colores vivos, pongamos por caso, podrían ser perfectos para crear un coche de carreras, mientras los tonos pastel quedarán ideales con pegatinas que realcen ese lado tierno. Sin duda, son muchas las posibilidades, el zumo que podemos extraer a partir de una botella o pequeño bidón de plástico y unos cuantos tapones.

La diversión está asegurada con camiones que reparten pizzas, coches nupciales, ambulancias, caravanas, furgonetas postales, vehículos de carga, camiones de los bomberos o coches de carreras… En función de la personalidad y gustos de cada niño tiraremos de magín para conseguir el objetivo, al que puede ayudarnos tanto retales como recortes de revista, papel de regalo reciclado, juguetes o algunas partes de juguetes viejos o rotos…

No se busca la perfección sino la sonrisa de un niño. En realidad, para que un camión esté bien customizado y despierte la curiosidad infantil simplemente hay que inspirarse en un tema concreto o simplemente ser creativos. Si observamos las imágenes de la galería, veremos que de un modo sencillo, minimalista incluso, se consiguen fantásticos resultados.

3 comentarios

  1. gracias son muy bonito los motivos de carros las formas pero me gustaria saber los pasos para trabajarlos con niñas y ninos de escuela rural y a su vez dar a conocer el nombre de ustedes que han sido quienes lo han iniciado

  2. Hola Martha,
    El proyecto no es nuestro, sino de Martine Camillieri, y ella desea que su trabajo se difunda para que el mayor número posible de niños pueda disfrutar de ellos. Su realización no tiene mayor problema, las fotos son muy explícitas e ilustrativas en este sentido. Puedes contactar con ella si lo deseas en el correo contact@martinecamillieri.com
    Un saludo y gracias por comentar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.