Moto propulsada con caca


Ésta es una de esas noticias que cuesta creer, que más parece una broma, una noticia inventada que lo único que pretende es arrancar una sonrisa en el lector. En definitiva, lo que se conoce en el mundo de Internet como un fake. Pero no, la moto-caca es real, existe y, como no podría ser de otra forma, ha aparecido en Japón.

Se trata de una motocicleta que usa como combustible los desechos humanos, es decir, la caca. En 2011 ha comenzado su primer viaje para demostrar que no es ninguna invención, que una persona se puede desplazar en moto utilizando como combustible sus propios desechos biológicos. Eso sí, los estreñidos que se abstengan de probarla.

La Toilet Bike Neo Proyect (Nuevo Proyecto de Moto-váter, en traducción libre) surge del proyecto de una empresa japonesa llamada Toto, que se dedica a fabricar sanitarios. El proyecto tiene como objetivo tratar de disminuir las emisiones de dióxido de carbono al no usar derivados del petróleo como combustible. Para ello, usa un motor de biogás.

Esta original moto va a realizar una recorrido en Japón de unos 750 kilómetros defendiendo las energías renovables y concienciando a la población de la necesidad de disminuir las emisiones de CO2 para mitigar el cambio climático.

El sistema de alimentación es simple. Se trata de un sistema anaeróbico de bacterias que transforman las heces, en este caso, humanas, en biogás. Así, el sillín se ha cambiado por una taza del váter que está conectada al motor de la motocicleta. De momento, no van a comercializar el modelo. Sólo es una iniciativa para concienciar a la gente y reducir en un 50% (según la propia empresa) las emisiones de CO2.

La empresa que impulsa la iniciativa, Toto, tiene una web y un blog desde los que se puede seguir de cerca el proyecto, aunque sólo están disponibles en idioma japonés.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *