Sistema de riego por condensación gana el Premio James Dyson 2011

Share on Facebook1Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


Un nuevo concepto para regar de forma más eficiente las cosechas mediante agua condensada y de forma subterránea, directamente a las raíces de las plantas, ha ganado el concurso ecológico James Dyson Award 2011. Este prestigioso premio internacional reconoce la creatividad de los estudiantes en el diseño de nuevos dispositivos que mejoren la sostenibilidad y sean más ecológicos. El ganador de este año y responsable de este nuevo método de riego ha sido Edward Linacre, de la Swinburne University of Technology de Australia.

Según este creativo estudiante preocupado por el medio ambiente, la idea proviene de los escarabajos. A lo que hay que sumar su propia preocupación por las malas condiciones de la agricultura en períodos de sequía severa. Una investigación sobre este tipo de desastres naturales reveló un aumento en la evaporación del suelo y de la transevaporación, es decir, que el agua que hay en el interior de la tierra y que las raíces de las plantas tratan de absorber, también se evapora.

Lo que hace el dispositivo premiado, llamado Airdrop, es recoger el agua en forma de vapor del ambiente y, a través de un proceso de condensación producido en unos tubos, se almacena el agua en un pequeño depósito. Con la ayuda de una turbinas subterráneas que funcionan con energía solar, se canaliza esa agua para que pueda ser absorbida por las raíces de las plantas. El sistema incluye una pantalla que muestra los niveles del tanque de agua, la resistencia a la presión o la duración de la batería solar.

Una gran ventaja de este sistema es que es de baja tecnología y autosuficiente energéticamente, ya que funciona gracias a la energía solar. Por tanto, se puede usar en cualquier entorno agrícola rural y a un bajo coste. Su instalación es sencilla: cualquier agricultor puede realizarla sin ayuda de nadie.

El diseñador proviene de Australia, un país que sufre severas sequías a menudo, así que está absolutamente concienciado con el problema y por ello encaminó su trabajo a una posible solución. Los efectos del cambio climático en Australia se están acelerando a un ritmo alarmante. Sequías que duran doce años y que causan daños irreparables a los ecosistemas, disminución de la fauna y aumento de los incendios forestales. La agricultura de la región ha sufrido pérdidas históricas.

4 comentarios

  1. Nada gracias a ti por poner el aporte. Estamos a ver si lo llevamos a cabo. Queremos generar ecobarrios con cooperativas de inquilinos similar a la ley de propiedad vertical, pero en horizontal. Habrá que pelearse con los políticos. Seguiré tus aportes. Un saludo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *