Un coche eléctrico retro


Algunas personas son verdaderos fanáticos de los coches antiguos. Con la paulatina introducción de los coches eléctricos, y quién sabe si algún día la prohibición total de los de gasolina, será imposible circular conduciendo un modelo clásico de coleccionista. ¿Qué harán entonces estos apasionados de los coches antiguos?

La marca japonesa (¡cómo no!) Miluira ha encontrado la solución: ha creado un coche eléctrico y, por tanto, que no contamina, pero con un diseño exterior al más puro estilo retro. Por fuera, un coche antiguo. Por dentro, tecnología limpia. Cuando el resto de empresas automovilísticas buscan diseños modernos y eficientes desde el punto de vista aerodinámico o pensando en la facilidad de aparcamiento o en la capacidad del maletero, apostar por un diseño diferente puede ser una buena idea. Aunque, seguramente, con un nicho de mercado muy pequeño.

El Miluira Retro EV, que así se llama el modelo, está claramente inspirado en los primeros modelos de automóvil diseñados en la década de los años veinte del siglo pasado. En resumen, poco más que el volante, las palancas de freno y marchas, y los asientos. Como se puede ver en la foto de abajo, no puede tener un motor más sencillo.

En el interior, los acabados están fabricados en madera, lo que le dota de un cálido aspecto, y el asiento (en singular, sí, ya que sólo ofrece una plaza), aunque de apariencia anticuada, ésa es la gracia del coche, es una suerte de pequeño sofá de cuero. El Miluira Retro EV tiene una longitud de 2,18 metros y un peso de 350 kilogramos. En definitiva, un capricho ecológico para el que quiera ir solo y sin equipaje.

Usa un sistema de baterías de plomo-ácido, colocadas bajo la carrocería, que se encuentran conectadas a dos pequeños motores. Cada uno de estos motores ofrece una potencia de 2,4 CV, suficiente para que este coche retro pueda alcanzar una velocidad de 60 km/h. En cuanto a la autonomía, es de 35 kilómetros, así que no da mucho margen para lucirlo, algo indispensable para los que adquieren este tipo de caprichos. ¡No se compra uno un coche único para dejarlo en el garaje!

Coches, ,
>

También te puede interesar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *