Crean un nuevo catalizador para capturar CO2 y convertirlo en carbón combustible líquido

carbon
Un equipo de investigadores del Instituto Nacional de Energía Limpia y Baja en Carbono en Pekín y la Universidad de Tecnología de Edindhoven ha conseguido desarrollar un nuevo catalizador a base de hierro, que permite capturar cantidades de CO2 mayores que han sido generadas por CTL. Un proceso que, además, se ha logrado realizar con un menor coste operativo.

Desarrollo

Una de las principales ventajas de este catalizador es que se elimina prácticamente toda la generación de CO2 que se producía en la utilización del reactor Fischer-Tropsch.

Esto a su vez se traduce en una reducción de la energía necesaria, además de disminuir igualmente los costes operativos. Una bajada de costes que se cifra en alrededor de 25 millones de euros anuales en una planta tipo de CLT, donde se realiza la conversión de carbón a gas de síntesis, es decir, una mezcla monóxido de carbono y de hidrógeno.

Estos componentes, con el reactor Fischer-Tropsh, se convierten en combustibles líquidos para lo que es preciso eliminar el CO o monóxido de carbono del gas de síntesis para convertirlo en CO2 dentro de un proceso de cambio de agua a gas.

carbon
En la práctica, este desarrollo también tiene otros efectos positivos porque permite una más fácil captura del CO2 que se libera, ya que se elimina en la etapa de cambio de agua y gas. Un proceso en el que se emplea la tecnología denominada CCUS (captura, utilización y almacenamiento de carbono), que ya se está empleando en varias plantas piloto.

Mayor conversión

Con este nuevo catalizador se puede lograr una mayor conversión de CO en CO2 no deseado, ya que los actuales solo permiten convertir alrededor del 30% a pesar de que se libera en grandes volúmenes y se consume mucha energía en el proceso.

Una menor conversión que se debe a que los catalizadores que se emplean a base de hierro no son puros, sino que están formados por varios componentes.

Y este hallazgo ha sido decisivo para poder desarrollar este catalizador con carburo de hierro épsilon –una forma pura de carburo de hierro específico-, que prácticamente no genera CO2. Además, tiene la ventaja de poderse utilizar en procesos industriales al ser funcional en estas condiciones de trabajo.

Artículos relacionados:

El mar deja de absorber dióxido de carbono

Diseñan una planta piloto para capturar CO2 y convertirlo en combustible

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *