Crear un perchero con madera natural

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


Si tenemos un trozo de madera natural, procedente de un tronco o de una rama, creedme que ya nos falta bien poco para tener un perchero bien original. Y lo mismo puede decirse de las ramitas de árbol, perfectas como pequeñas perchas que incrustaremos en casi cualquier superficie de madera tratada, sin más complicaciones.

Como puede verse en las imágenes que ilustran el post, las posibilidades son infinitas. Simplemente habremos de crear un diseño a partir de la madera que tengamos, con más o menos adornos extra, según queramos. Como suele decirse, la imaginación manda.

¿Que disponemos de una madera irregular? La idea es precisamente esa, no lijarla, barnizarla ni pintarla para así darle el protagonismo que buscamos. Añadir este o aquel adorno -como unas cintas o detalles metálicos, por ejemplo, o, por qué no, darle alguna tonalidad o hacer algunos dibujos, líneas o formas geométricas-, puede ser una interesante opción si así resaltamos el aspecto rústico de la madera.

Reciclar ramas

En todo caso, la creatividad es libre, por lo que si los deseamos una madera recogida del campo u obtenida tras la poda de nuestro jardín será una materia prima fantástica a partir de la que trabajar, quede o no camuflada. En este post, sin embargo, optamos por los acabados naturales, que subrayan lo genuino, intentando que las añadiduras sólo sean una forma de darle más importancia.


A la hora de colocar los colgadores, quedarán genial tiradores, como demuestra la imagen superior, ya sean combinados o iguales, sin miedo a los diseños modernos o incluso locos. Aunque en realidad bastaría con la sencillez de las mismas ramas, que colocaremos fácilmente tras afilar uno de sus extremos, a modo de clavos o, si lo preferimos, coloquemos cáncamos dorados o plateados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *