Diseñadora de moda pide no comprar tanta ropa


A menudo hablamos de ropa ecológica. Nos referimos a prendas de vestir elaboradas con productos naturales gestionados de manera sostenible o, mejor todavía, a ropa fabricada con materiales reutilizados. Pero hay una ropa aún más ecológica: la que no se compra. Consumir no es ecológico, aunque se haga con responsabilidad.

Las personas que viven de diseñar y vender ropa no pueden tirar piedras sobre su propio tejado y aconsejar a la gente que no compre, ya que se quedarían sin negocio. Pero eso es precisamente lo que ha hecho la diseñadora Vivienne Westwood en la Semana de la Moda de Londres, pedir a la gente que no compren tanta ropa, que no es necesario.

Como mínimo, hay que aplaudir la valentía de Westwood. Después de la celebración de su desfile, en el que se pudieron ver camisetas con mensajes como «Revolución climática», la diseñadora habló de la sociedad consumista que hemos creado, un modo de vida insaciable respecto a los recursos naturales finitos. Un mensaje que casi podríamos llamar antimoda (en realidad, la moda es cambiar de ropa cada temporada sin ninguna razón de peso), pero muy sostenible.

Más cultura y menos compras


Westwood aconsejó «comprar menos y elegir bien». Preferir «la calidad a la cantidad». Prendas que duren, en una palabra. Fue aún más lejos y dijo que la gente debería invertir en el mundo, no en moda. También aconsejó gastar tiempo y dinero en cultura. Si viven o visitan una ciudad, mejor ir a galerías de arte y museos que de compras.


Reconoció que era una afortunada en el mundo de la moda y que durante su vida ha tenido demasiada ropa. La última colección de Westwood, además de los citados mensajes, es ropa adornada con ramilletes de flores de gran tamaño.

Algunas de las famosas que se encontraban viendo el desfile eran la actriz de Hollywood Anna Kendrick y cantante Paloma Faith.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *