Consejos para un packaging bonito y sostenible

packaging
La sostenibilidad es algo por lo que todos deberíamos luchar, sin importar si actuamos como particulares o como profesionales en nuestro trabajo. Por ello, se agradece que cada vez haya más empresas comprometidas con el medio ambiente que están dispuestas a cambiar sus procesos de producción y distribución para reducir su huella de carbono.

Teniendo en cuenta que el comercio electrónico ha crecido de forma exponencial en los últimos años, es indispensable que las tiendas online apuesten por un packaging sostenible, algo que afortunadamente es posible sin tener que renunciar al diseño y la estética del mismo.

La búsqueda del proveedor ideal

En el mercado existen proveedores que ofrecen soluciones muy adecuadas para tal fin, algo que apreciamos, por ejemplo, en productos como las cajas de carton Embaleo.es, que están disponibles en numerosos tamaños, tanto en canal simple como en canal doble, e incluso con altura variable para que puedas ajustar su tamaño al máximo para evitar un envío demasiado voluminoso.

En el interior de las cajas es posible emplear otros materiales respetuosos con el medio ambiente para amortiguar los posibles golpes que puedan llevarse durante el transporte. Se nos viene a la cabeza el papel de seda de colores, que siempre transmite una muy buena impresión tanto a nivel visual como a nivel táctil.

packaging

Evita embalar en exceso

Si bien es cierto que cualquier empresa quiere asegurarse de que los envíos llegarán a su destino en perfectas condiciones, no menos cierto es que no hay que abusar del embalaje a la hora de preparar los paquetes. Con ello no sólo le estaremos haciendo un favor al planeta al consumir menos productos de embalaje, sino que también evitaremos un coste económico innecesario en dichos productos. Todo son ventajas, así que conviene formar bien a los empleados para que utilicen el embalaje necesario, ni más ni menos.

Materiales biodegradables

Teniendo en cuenta que el packaging que se envía a los hogares no siempre se recicla como es conveniente, es de agradecer que los materiales sean biodegradables, ya que de esta forma se pueden descomponer fácilmente en el medio ambiente.

Adhesivos sostenibles

Resulta poco coherente recurrir a materiales y tintas sostenibles si luego se utilizan adhesivos que no son sostenibles, como por ejemplo puede suceder con la cinta de embalaje. Hay que buscar alternativas más eco-friendly, y si no las hay lo ideal es utilizar dichos adhesivos lo mínimo posible.

packaging

Diseño fácil de separar

Otra buena medida que se puede poner en marcha es la de crear un diseño que no sólo sea atractivo para los clientes, sino que también dé facilidades a la hora de reciclar. ¿Cómo? Empleando materiales que sean fáciles de separar. Supongamos que, por ejemplo, tenemos una caja de cartón que lleva un adhesivo de plástico pegado y no es posible retirarlo fácilmente. En ese caso, lo más normal es que el comprador acabe lanzando ambos materiales al mismo contenedor, lo que implica una mala práctica a nivel de reciclaje. Por ello, es mucho mejor prever un packaging en el que dicha separación sea muy sencilla.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *