Inventos que ahorran agua

Las mentes inquietas idean nuevos diseños para que los objetos más cotidianos sean ecológicos. Algunos de estos inventos tratan de ahorrar o de usar de un modo más eficiente el agua, un recurso esencial para la vida, pero escaso en muchas zonas del planeta.

Uno de estos inventos en un grifo ahorrador. Y lo más curioso es que la importancia de su diseño no radica en una tecnología innovadora y revolucionaria, sino en la psicología visual. En pocas palabras, que se vea el agua que se gasta (o malgasta, en el peor de los casos).

Unos diseñadores coreanos, Yonggu Do, Dohyunj Kim y Sewon On, son los responsables del genial invento. Se trata de un grifo con un depósito transparente, de modo que el usuario puede ver el agua que se va a gastar. El depósito tiene una capacidad para un litro. Una vez gastada esa cantidad de líquido, sobreviene la sequía. De este modo, se obliga a la persona a lavarse las manos rápidamente, sin malgastar agua. Se calcula que lavándose las manos dejando el grifo correr, puede llegar a suponer emplear unos seis litros de agua. Este invento, que han llamado «1 Limit», deja claro que un litro es más que suficiente.

Hasta la última gota

El otro invento que presentamos hoy tampoco desperdicia ni una sola gota de agua. En este caso, del agua de lluvia. Lo normal, al llegar a casa después de un día lluvioso y con el paraguas chorreando, es depositarlo en la bañera o en cualquier otro lugar que no importe que se moje. En otras palabras, desperdiciar el agua que ha quedado en la tela o el plástico del paraguas.

Pero el diseñador Junjie Zhang ha pensado en una forma de aprovechar ese agua. Se trata de una bandeja que, por una parte, funciona como paragüero, pero, por otra, contien semillas de césped que comenzarán a crecer al ser regadas por el agua de lluvia. El invento se llama Green Trace.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *