Las aguas residuales depuradas pueden usarse para combatir el estrés hídrico

aguas
Las aguas residuales son un problema, pero que puede solucionarse al depurarse y darles otra vida útil. Un proyecto piloto las emplea para combatir el estrés hídrico durante períodos de sequía, lo que puede ser útil en zonas costeras o con aumentos estacionales del consumo de agua.

El proyecto

Este proyecto piloto se está desarrollando en Málaga. El objetivo es aprovechar las aguas residuales tratadas y depuradas para hacer frente al estrés hídrico y combatir la sobreexplotación de los recursos subterráneos.

Este proyecto, denominado LIFE Matrix, trabaja para reutilizar 50.000 metros cúbicos de agua regenerada para recargar los reservorios por infiltración en superficie. Esto puede permitir incrementar los recursos hídricos subterráneos en un 15%.

Además, el objetivo con este piloto es reducir el consumo energético y la emisión de gases de efecto invernadero en un 99% con respecto a otras técnicas empleadas.

aguas

El sistema

Este sistema se va a probar en la localidad malagueña de Marbella durante un período de 36 meses. La elección de esta zona se debe a que el consumo de agua se llega a triplicar durante la temporada estival por el incremento del turismo que se vive, además, en unos meses concretos, que coinciden con el período estival. Aparte, a nivel provincial ha aumentado la población residente un 30% en los últimos 20 años.

Otro de los motivos por la elección de esta zona es que 34 de las 69 masas de agua subterráneas en la comunidad andaluza están sufriendo presiones significativas por el uso del agua para actividades agrícolas, suministro urbano y campos de golf.

De este modo, se pretende aumentar la disponibilidad de los recursos hídricos subterráneos y hacer frente a los problemas de escasez de agua y sobreexplotación de acuíferos. Para ello el sistema que se está probando se basará en tres componentes: uno físico para mejorar la calidad del agua, otro digital para recoger la información registrada en los puntos de control y establecerá nivel de riesgo para la salud y medioambiente, y de gobernanza para fijar directrices y guías metódicas para potenciar la recarga de acuíferos y estandarizar su implementación.

Artículos relacionados:

Logran aumentar la biodegradabilidad de las aguas residuales de refinerías

Logran convertir las aguas residuales en biometano

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.