Las naranjas también pueden utilizarse como biocombustible

naranjas-biocombustible
Más de un producto de la vida cotidiana puede tener una segunda vida útil. Siempre se tiende a pensar en el reciclaje y en los artículos que se depositan en los diferentes contenedores de basura. Sin embargo, no es una particularidad propia solo de este tipo de objetos. También hay alimentos que son de gran ayuda para conseguir un mundo más sostenible. Es el caso de las naranjas, que pueden ser utilizadas como biocombustible.

Otros usos

Las naranjas, además de ser un alimento excelente, pueden ayudar a reducir la contaminación ambiental y a que el transporte sea mucho más sostenible. Varias investigaciones desarrolladas han demostrado que tiene propiedades para la producción de biocombustible.

Esta utilidad viene, en concreto, de la biomasa. Es decir, se emplearía para esta finalidad los sobrantes de las plantaciones de naranjas. En este ámbito, se han venido desarrollando varias investigaciones en universidades japonesas que, hasta el momento, arrojan resultados positivos y un tanto esperanzadores.

Y es que se ha constatado que esta biomasa sería efectiva como biocombustible, además de observarse otras ventajas y beneficios como el hecho de ser un carburante menos corrosivo. Entre sus usos, por ejemplo, destaca su empleo para tractores y máquinas que trabajen en el campo, lo que abriría nuevas vías a este sector que podría reutilizar sus propios residuos.

naranjas-biocombustible

La investigación

Para llegar a estos primeros resultados, las investigaciones se han centrado en el aceite que está presente en naranjas que no son aptas para el consumo porque están podridas o dañadas y cuya cáscara tiene la particularidad de ser muy inflamable por un aceite que hay en ellas. Un estudio que también se ha hecho con los residuos de los zumos de naranja.

Las investigaciones también se han centrado en la bacteria Cellulovorans clostridium, que se halla en las astillas de madera y que ayudan a descomponer las fibras de la celulosa. Además, se produce un azúcar, que fermenta por un microorganismo.

El resultado y conjunción de estas dos líneas de investigación dan este biocombustible, que podría ser una realidad en poco tiempo.

Artículos relacionados:

Los autobuses de Londres circularán con energía de posos de café

Glicerina reciclada para producir mejor biodiésel

Energías renovables,
>

También te puede interesar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *