Glicerina reciclada para producir mejor biodiésel

biodiesel
A pesar de que el biodiésel se considera como una alternativa más sostenible a los combustibles fósiles, no está exento de impacto ambiental y de la generación de residuos que son difíciles de reciclar o de volver a utilizar. Es el caso de la glicerina, que es un subproducto que se genera y que no se utiliza. Sin embargo, ahora, se ha comenzado a utilizar para mejorar las propiedades del diésel y del biodiésel.

La reutilización

Este avance es importante para garantizar la propia sostenibilidad del biodiésel, ya que se consigue poner en valor la glicerina que se genera como residuo que se produce durante el proceso de producción de este biocombustible.

Su reutilización es clave, puesto que se calcula que se generan 100 kilos de glicerina por cada tonelada de biodiésel. Además, hasta ahora, es un subproducto que no tenía uso directo porque contiene muchas impurezas, lo que dificultaba su reutilización, aparte de necesitarse para su empleo procesos que tienen un alto coste económico que muchas empresas o industrias no tienen capacidad de asumir.

La solución para su aprovechamiento ha venido de la mano del grupo FQM-162 del departamento de Química Orgánica de la Universidad de Córdoba, que han desarrollado un nuevo mecanismo que permite reutilizar la glicerina y ponerla en valor para mejorar las propiedades del diésel y del biodiésel.

biodiesel
El mecanismo permite que la glicerina se convierta en un compuesto, que se empleará a modo de aditivo para mejorar tanto las características como el rendimiento del biodiésel, cerrando así todo el ciclo.

El proceso

Esta revalorización se llevará a cabo a través de la reacción de eterificación por la que dos moléculas de alcohol –terbutanol y glicerina-, se unirán por un oxígeno tras haber perdido una molécula de agua.

En este desarrollo, se ha empleado además un nuevo catalizador. Es el fosfato de aluminio al que se le han añadido precursores de silicio –llamados organisolanos-, para incorporar los grupos ácidos que se precisan para una óptima reacción química. También se han empleado microondas como medio de calefacción para esta reacción química.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *