Sayab, urbanización sostenible en Colombia


El Conjunto Residencial Sayab, en Cali, Colombia, ha recibido la Medalla de Oro a la responsabilidad medioambiental y ha sido nombrada como el mejor referente en arquitectura sostenible residencial en América. La Fundación América Sostenible ha premiado las características ecológicas de la urbanización, proyectada por el arquitecto español Luís de Garrido, y cuyo nombre, Sayab, significa, en maya, fuente natural de vida.

El diseño cumple los 38 indicadores sostenibles que el arquitecto ha establecido como objetivo profesional. En la urbanización Sayab se agrupan cuatro bloques con un total de 345 viviendas sociales, de una y dos plantas, puntos comerciales y comunitarios, y zonas verdes. Se ha creado a partir de materiales prefabricados. El diseño general maximiza el espacio y la orientación y juega con patios interiores y transparencias para optimizar la luz, crear microclimas y fomentar la convivencia entre vecinos.

El interior de las viviendas, por su parte, ofrecen una configuración flexible para permitir estructuras arquitectónicas para que cada habitante pueda cambiarlas a su gusto.

Los edificios se autorregulan térmicamente y se mantienen constantemente a una temperatura media de entre 22 y 23º C, todo ello sin necesidad de calefacción o refrigeración. Los materiales usados son transpirables, lo que asegura una ventilación natural. La única energía consumida es la necesaria para los electrodomésticos y la iluminación artificial nocturna, que, por supuesto, son eficientes.

Los paneles prefabricados de hormigón armado son desmontables y ofrecen una alta resistencia sísmica. Además, no han generado residuos en el proceso de construcción. Todos los materiales han sido cuidadosamente elegidos para que no dañen la salud de las personas, ni al medio ambiente. Mientras, cada bloque cuenta con lo que se ha llamado Unidad Técnica de Basuras, que permite la recogida selectiva de residuos.

Los componentes se pueden desmontar, reparar, sustituir o reutilizar. Por tanto, el edificio tiene un ciclo de vida indefinido y pocas necesidades de mantenimiento.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *