Una tumbona de jardín que recoge el agua de lluvia


Uno de los problemas del futuro (del presente, en muchas regiones) va a ser la escasez de agua potable. Por ello, hay que gestionar con más eficiencia este recurso vital y cada vez más escaso, aprovechando el agua de lluvia en todo momento y en los lugares más insospechados.

Es el caso de esta tumbona para jardín o, en general, para el exterior, que recoge el agua de lluvia. Se llama Water Bench (banco de agua, el nombre no puede ser más claro) y tiene una doble función: permitir reposar a las personas y recoger y almacenar el agua de lluvia. Se puede colocar en un jardín privado, en un parque público o en las calles de cualquier ciudad.

El Water Bench imita un sofá de estilo Chesterfield, caracterizado por una especie de embudos donde hay botones. Sólo que, en este caso, esos embudos cuentan con ranuras y el agua se canaliza hacia ellas, hacia lo que parecen botones pero son, en realidad, recolectores. Así, el líquido elemento acaba en unos tanques de almacenamiento. Éstos pueden estar en el sofá ecológico o en el subsuelo, con lo que aumenta la capacidad de almacenaje.

Mientras o después de que el agua pase a los tanques de almacenamiento, la superficie de la tumbona permanece seca y los usuarios pueden sentarse sin miedo a mojarse. Este modelo de banco ecológico es modular y adaptable y ofrece distintas capacidades de almacenamiento: 500, 1000 y 1.800 litros. En el primer caso, el agua se almacena en el propio banco; en los otros modelos, los tanques de almacenamiento se instalan en el suelo.

Diseño urbano sostenible


Esta banco “recoge-lluvia” es un prototipo que pertenece a una serie de soluciones a pequeña escala que pretenden dotar al diseño urbano de una función sostenible. Se usa el agua para regar los jardines al tiempo que se fomenta la interacción social entre los ciudadanos.

El Water Bench está fabricado con polietilieno reciclado y el diseño es de MARS architects. Ya se han instalado algunos en Mumbai, India, una región donde el agua escasea.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *