Apple se pinta de verde

Apple
La manzana más rentable de todos los tiempos después de la que expulsó a Adán y Eva del paraíso sigue jugando al despiste. O quizá no sea eso, y peque yo de mal pensada. Probablemente solo intente compensar el desaguisado ambiental que provocan sus aparatos electrónicos, producidos a gran escala, consumidos y reciclados solo en un mínimo porcentaje…

Sea como fuere, al gigante informático no puede negársele voluntad para llevar a cabo un marketing verde por todo lo alto, y de forma sostenida (lo de sostenible, siendo buenos, muy buenos, mejor lo dejamos en “stand by”), y desde hace años.

Reciclaje, guía y conservacionismo

Al margen del supuesto coche eléctrico en el que están trabajando, todavía envuelto en rumores, sigue practicando la doble política de contaminar a mansalva e intentar compensar la polución global que propicia como empresa tecnológica líder que es. Y es que los de Cupertino siguen pintando verde sobre negro, aprovechando la viralidad de los buenos gestos ambientales.

Sus inversiones en eólica y solar son interesantes, cómo no, y de hecho han sido decisivas para que el informe de Greenpeace “Clicking Clean: Cómo crean las empresas un Internet verde” sitúa a Apple en la cima de las empresas tecnológicas más ecológicas. Eso sí, mejor no olvidar que tecnología y respeto ambiental las más de las veces andan reñidas.

En su último informe de responsabilidad ambiental, publicado recientemente, Apple olvida ahondar en el impacto social, económico y ambiental que supone la basura electrónica. A mi juicio, serían cifras más interesantes que las que presenta sobre el dinero que ha conseguido recuperar gracias a la recuperación de materias primas de dispositivos desechados.

En concreto, el reciclaje le ha reportado tanto la recuperación de materias primas como su valor económico, que alcanza los 40 millones de dólares gracias al oro recuperado, 6,3 millones por el cobre y 3.2 millones de dólares a través del aluminio, según la compañía. Por pasiva, insisto, las cifras serían más suculentas y nos daría una idea más concreta de su huella ambiental.

Siendo justos, hay que reconocerles el mérito de haber publicado también una guía (http://www.apple.com/environment/answers/) en la que responden dudas frecuentes sobre el impacto medioambiental que provocan sus productos. Curiosamente, por ejemplo, afirman que su iPad, iPhone o Apple Watch tienen una vida útil de 3 años, y uno más los Mac. Sin duda, un gravísimo problema si no se reciclan por completo…

Proyecto Apps for earth
Con un enfoque igualmente greenwashing, pero al menos mucho más emocionante y esperemos que útil, Appel se ha decidido a colaborar con el Fondo Mundial para la Naturaleza (World Wildlife Fund ó WWF), autodenominada como la mayor organización conservacionista independiente en el mundo.

Su proyecto conjunto se llama “Apps for Earth” y cuenta también con la colaboración de 24 desarrolladores de apps. A partir de ahora y hasta el 24 de abril, la App Store dará acceso a contenido creado en exclusiva para la campaña, lanzada la víspera del Día de la Tierra, que se celebra el 22 de abril.

Las aplicaciones son variadas, y se centran en temas ambientales de importancia capital, como la conservación de los bosques, el cambio climático, la vida salvaje, los océanos, el agua dulce y la seguridad alimentaria.

Además de concienciar, se busca recaudar fondos. Durante estos días, la totalidad de los ingresos por la compra de una de las “Apps for Earth” se destinarán a WWF. Por último, completando esta bonita iniciativa, se realizarán conferencias, exposiciones fotográfias y se repartirán bolsas decoradas para la ocasión en las tiendas de Apple, que incluso cambiará su logotipo para tunearlo para la ocasión, e incluso sus empleados llevarán zapatillas a juego. De nuevo, se revela como todo un experto en pintarse de verde…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *