Cargador solar de dispositivos móviles con forma de bonsai


A partir de las vanguardistas células solares conocidas como nanoflores, que permiten un mayor almacenamiento de energía en menor espacio, ha nacido este curioso cargador con forma de bonsai, ideal para decorar tu escritorio mientras carga el teléfono móvil o el tablet.

Que el ingenio se inspire en un bonsai para darle forma al cargador es una idea más práctica que estética. En concreto, con ello se sigue el reciente descubrimiento de un jovencísimo estadounidense, de tan sólo 13 años, que utilizó las secuencia de Fibonacci como fórmula para mejorar el rendimiento de los paneles solares gracias, sencillamente, a una disposición que imitaba la forma en la que crecen las ramas en un árbol.

El Electree +, nombre con el que se bautizado el invento, ha sido diseñado por Vivien Muller con estilo, aprovechando suma ambos descubrimientos con un resultado decorativo y de lo más ecológico que permite cargar dispositivos móviles desde el escritorio o allí donde esté luciendo palmito.

Captura la luz con sus 27 paneles solares

El gadget captura la luz a través de 27 pequeñas placas solares colocados en los extremos de otras tantas ramas, dispuestos siguiendo la secuencia de Fibonacci, es decir, según los dictados de la sabia naturaleza.

Su altura no supera los 16 centímetros, por lo que se trata de una miniatura que encuentra lugar en cualquier rinconcito, fabricado en colores distintos fácilmente integrables también en cualquier decoración. Su precio, en torno a los 200 dólares, ya no es tan fácil de acomodar ni destila magia zen alguna, pero que sea caro tampoco resulta soprendente. Por desgracia, los precios prohibitivos suelen ir unidos a los productos nuevos de última generación como éste.


Por lo demás, el gadget viene con dos puertos USB, así como con la opción de carga inalámbrica que permite descansar el teléfono directamente en la misma base del árbol.

Necesita sólo 4 horas de luz del día para recoger la energía suficiente para cargar un teléfono, si bien la batería interna de la que dispone puede cargar, por ejemplo, un iPhone más de nueve veces, unas siete veces el Galaxy S3 o un par de veces un IPAD.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *