Crean un nuevo tomate, sabroso y sostenible (no OGM)

Share on Facebook8Tweet about this on Twitter4Share on Google+2

Tomates maduros
Cuesta creer que este tomate tenga tantas ventajas sin pasar por el laboratorio. Como se indica en el título, no está genéticamente modificado, pero sí se ha creado a la medida para conseguir básicamente la cuadratura del círculo: un mejor sabor, más resistencia a las enfermedades y durabilidad, pensando en su conservación.

Lo ha inventado el Instituto Nacional de Investigación Agrícola (INRA, por sus siglas en francés), tras años de investigación. El resultado es una nueva variedad de tomate a la carta, especialmente jugoso, sabroso y durable, sin precisar apenas pesticidas. Es decir, será de fácil cultivo tanto de forma convencional como dentro de la agricultura ecológica.

Menos pesticidas y fertilizantes

Por lo pronto, está destinado a los restauradores. Su aspecto es redondo, de color rojo brillante y carnoso, si bien la variedad todavía no tiene nombre. Pendiente tanto de su bautismo como de su comercialización, se presentó el pasado 7 de julio.

¿Pero, si no se trata de un organismo genéticamente modificado, cómo se ha obtenido? Se trata de una variedad resultado de un cruce entre distintas variedades antiguas de tomate y el tomate variedad Garance, creada también por el INRA hace un lustro.

Además de cosecharse ya maduros para conservar esa calidad gustativa tan exquisita, permitiendo su conservación durante al menos una semana a temperatura ambiente (se ahorra en refrigeración), es resistente a 8 enfermedades. De este modo, precisa de menos pesticidas y también reduce la cantidad de fertilizantes, abundantes con frutas creadas mediante manipulación genética.

Por último, su comercialización se espera pronto y para 2028 se habrán producido en torno a las 1.000 toneladas, si todo marcha según lo previsto. Su éxito dependerá, cómo no, de varios factores, como su precio, calidad y facilidad de cultivo. En este último aspecto, además, se contribuye a cuidar el planeta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *