Cuando recoger agua de lluvia es todo un espectáculo

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0

Pabellon recogida agua EdimburgoLas acciones más cotidianas, como puede ser recoger la lluvia para el riego del jardín o de las plantas del balcón, puede inspirar auténticas maravillas. En esta ocasión, arte y concienciación se unen de un modo muy creativo para deleite de quienes tengan la oportunidad de disfrutar en vivo y en directo de esta creación.

Se trata de un peculiar pabellón con el que la ciudad de Rotterdam participa en el Festival de Arquitectura de Edimburgo, bautizado como Rotterdam Watershed, que permanecerá abierto hasta el próximo 17 de julio.

Arquitectura que busca concienciar

De entre los proyectos presentados, sin duda éste es uno de los más importantes a la hora de apostar por la sostenibilidad y el cuidado del medio ambiente. ¿Pero, de qué se trata, concretamente?

Todo en él busca gustar, embelesar y, en fin atraer la atención sobre la belleza del proyecto, pero sobre todo acerca de la importancia de preservar un recurso tan valioso como es el agua. En especial, en el contexto actual del cambio climático.

No en vano, los eventos extremos provocados por éste nos llevan a sufrir olas de calor interminables, casi crónicas en algunas ocasiones. Junto con ello, la sequía que ello supone de cara a su uso en la agricultura y para la misma supervivencia de comunidades marginales o no tan marginales es una cuestión crítica que no puede obviarse.

Una auténtica pesadilla, en efecto, pero también es cierto que está en nuestra mano cambiar las cosas, y precisamente con este fin se busca llevar a cabo una tarea de concienciación de la ciudadanía. Diseñado por el estudio de arquitectura DoepelStrijkers, responsables también del edificio futurista Duch Windwheel de 174 metros de altura, que busca ser un icono en tecnología limpia que identifique a la ciudad de Rotterdam con algunos de los proyectos de sostenibilidad más vanguardistas del mundo.

Pabellon recogida agua Edimburgo 2
En esta ocasión, el trabajo es mucho más modesto, pero no por ello menos espectacular. Más allá de una sensibilización abstracta, que quede en una mera reflexión e interiorización de valores, se persiguen acciones concretas.

Su diseño mismo, además de ser una especie de escultura verde y de servir para dar vida a los espacios públicos, es una demostración de lo mucho que pueden hacer las ciudades para capturar agua de lluvia y así hacer frente a los aludidos problemas que trae el calentamiento global.

Junto a su lado lúdico encontramos una estructura muy ingeniosa, realizada con la friolera de 2.400 tubos de PVC para recoger agua de lluvia. En aproximadamente la mitad de la estructura las plantas ocupan su lugar, con lo que a través de los tubos que hacen la función de maceta o contenedor, simplemente no funcionan como conductos que conducen el agua para llenar un estanque que se encuentra en su interior.

Por contra, el mismo agua de lluvia cae sobre ellas y las mantiene lozanas. Un aspecto que nos demuestra claramente que este proyecto está concebido para los lugares húmedos, pues de otro modo sería complicado sacarle todo el partido.

Como puede verse en las imágenes, en el interior del pabellón no solo se recoge agua y se protege del sol manteniéndola a la sombra, sino que además se han dispuesto unos ladrillos que permiten a los visitantes saltar sobre ellos y atravesarlo. Así, pasan de ser meros espectadores a interactuar con la construcción, viéndolo desde adentro, desde afuera, disfrutando de la visión verde y acuática a la vez que proporciona.

Todo un invento, sin duda: bonito, práctico, eco aleccionador y muy, pero que muy original, con la ventaja de estar pensado tanto para impactar en una exposición o en cualquier lugar donde se exhiba, sino también para su uso práctico.

4 comentarios

  1. Qué bueno sería genial que se pudiera masificar para regiones de mi país que aunque poco llueve los convencería de cuidar el agua y quizás sembrar muchos árboles.

  2. Hola Rosalba,
    Es un proyecto pensado para lugares húmedos, no sé si sería extrapolable, aunque quizá podrías darle otro enfoque. Un saludo y gracias por comentar : )

  3. Existe un mecanismo qie recoje el agua del rocio de la mañana, esta pensado para lugares en que no llueve pero si hay humedad por la mañana, es una gran red que recoje la humedad y la va decantando a un canal y este a un deposito, yo lo vi en tenerife, islas canarias

  4. Hola Matri
    Es cierto, gracias por traer a colación el ejemplo, es muy interesante como alternativa pero resulta menos conocido.
    Un saludo : )

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *