Investigadores logran dar un nuevo uso al aceite de motor usado

aceite-motor
El aceite de motor usado es uno de los productos más contaminantes y dañinos para el medioambiente. Además, presenta también el inconveniente de que es un producto muy abundante. En concreto, se calcula que en tan solo en España se generan alrededor de 253.000 toneladas. Un motivo por el que un equipo de investigadores de la Universidad de Salamanca ha trabajado para buscar una solución a esta situación, que se ha centrado en aprovechar el potencial energético que tienen estos aceites.

La investigación

Hoy en día, los aceites lubricantes de motor usados son muy contaminantes y también presentan el inconveniente de que no todos pueden reutilizarse. De hecho, se calcula que solo el 60% es reciclable.

Esta situación conlleva que este tipo de aceites generen un importante daño en el entorno y medio natural. Para evitarlo, un equipo de investigadores de la Universidad de Salamanca ha estado trabajando para desarrollar una innovación con la que reducir ese impacto y darle una nueva vida útil a esos contaminantes líquidos.

El objetivo del equipo de investigación se ha centrado en utilizar una tecnología avanzada para transformar estos aceites en compuestos valiosos, aprovechando sus conocimientos en agua supercrítica.

aceite-motor
Y es que equipo está especializado en agua supercrítica, un estado que se alcanza cuando el agua se calienta por encima de los 374 grados centígrados y 220 bares de presión. En este estado, el agua no es líquida ni es un gas, sino que es un fluido con una determinada densidad. El agua supercrítica permite así destruir contaminantes orgánicos tóxicos y que sean realmente peligrosos.

Valor energético

El equipo pretende así desarrollar una tecnología que permita transformar los aceites usados de motor, que se caracterizan por tener un alto valor energético. De esta manera, una de las posibilidades es su conversión en hidrógeno o metano, entre otras posibilidades.

Una investigación con la que se avanza en solucionar el problema de estos contaminantes líquidos, ya que hasta ahora se solían emplear como combustibles en hornos de cemento, a pesar de ser una utilización dañina para el medio ambiente.

También se había logrado extraer energía de los aceites usados de motor, pero tan solo se había conseguido una eficacia muy baja.

Artículos relacionados:

Crean combustibles sintéticos a partir de biomasa residual

El CO2 se convertirá en combustibles renovables

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *