Crean combustibles sintéticos a partir de biomasa residual

biocarburantes
Conseguir que el transporte sea menos contaminante y más sostenible es el objetivo en el que están inmersas muchas empresas a través de diversos proyectos de investigación con el fin de dar con los combustibles que sean más respetuosos con el medio ambiente. En este marco, se desarrolla el proyecto To-Syn-Fuel dentro del que se han comenzado a probar los primeros bioaceites en coches. Su principal característica es que son combustibles sintéticos y de hidrógeno, que se han generado a partir de biomasa residual, ahondando a su vez en la economía circular.

Los bioaceites

El proyecto To-Syn-Fuel ya ha permitido probar los primeros bioaceites en coches tras haber trabajado en el diseño y desarrollo de un sistema de producción de combustibles sintéticos e hidrógeno a partir de biomasa residual.

Este proyecto, del que forman parte 12 entidades europeas y entre las que se encuentra la española Leitat, ya ha dado a conocer algunos avances de esta investigación al probarse los primeros bioaceites como biocarburantes un vehículo híbrido, de diesel y eléctrico, de la firma Volkswagen.

En concreto, gracias a este proyecto, que se desarrolla dentro del programa Horizonte 2020, en la planta piloto TCR300 se ha fabricado el TCR-Oil normal y el TCR-Oil mejorado, mostrando su capacidad para mover el motor del Volkswagen XL1.

biocarburantes
Los bioaceites han sido fabricados utilizando lodos de depuradoras de aguas residuales, reuniendo además la característica de ser sintéticos.

La producción

Estos biocarburantes se han desarrollado en TCR300, que es también un prototipo de planta industrial. En estos momentos, cuenta con una capacidad de producción de siete toneladas por día.

No obstante, de momento, en ella se lleva a cabo un programa de prueba con el fin de proporcionar los insumos clave en la planta piloto, que ya está en funcionamiento y en la que se están empleando diferentes procesos para obtener biocarburantes como la hidrodesoxigenación a alta presión, también conocida como HDO, o la adsorción por oscilación de presión, denominada PSA.

Artículos relacionados:

Los autobuses de Londres circularán con energía de posos de café

Diseñan una planta piloto para capturar CO2 y convertirlo en combustible

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *