Los móviles usados son útiles para fabricar nuevas baterías de litio ecológicas

moviles-baterias-ecologicas
El aumento del uso de los teléfonos móviles y su gran periodicidad a la hora de cambiar de modelo para disponer de mejores y más prestaciones ha aumentado el número de residuos relacionados con estos dispositivos. Ahora, se ha avanzado a través de una nueva investigación para que tengan otra vida útil o, al menos, una buena parte de los componentes. En concreto, se ha conseguido reutilizar el grafito de los viejos móviles usados para fabricar nuevas baterías de litio ecológicas.

El contexto

Esta investigación supone un importante paso, ya que las baterías de ión-litio son usadas a escala mundial. Además, todavía son las más empleadas por su alta densidad y capacidad, sobre todo, en comparación a las que incorporan otros materiales como el sodio o el magnesio. Su demanda se prevé que crezca no solo para los móviles sino para el coche eléctrico.

La demanda de este material se enfrenta a un problema de disponibilidad y de concentración, ya que alrededor del 85% de las reservas están ubicadas en el llamado triángulo de litio. Es decir, se focaliza en el límite entre Argentina, Bolivia y Chile.

La investigación

En este contexto, reutilizar el grafito es la clave. Y, para ello, investigadores de la Universidad de Córdoba y de la Universidad de San Luis, han logrado reutilizar el grafito de estos dispositivos, que está ubicado en el polo negativo de la batería y cuya función es la de almacenar y conducir el litio.

moviles-baterias-ecologicas
La investigación ha permitido eliminar las impurezas del grafito desgastado, así como reordenar su estructura y volver a reactivarlo para un nuevo uso. Con este proceso se logra recuperar en torno al 25% de todo el sistema de almacenamiento de energía.

La nueva batería presenta además otra serie de características como la eliminación del cobalto en el polo positivo que hasta ahora se ha venido empleando, a pesar de ser un elemento tóxico y más costoso que, por ejemplo, el níquel o el manganeso.

Los resultados que se han obtenido son comparables o, incluso mejores, que los conseguidos con el grafito comercial, según han indicado los investigadores. De acuerdo con las pruebas, la batería se mantiene estable tras superar los cien ciclos de carga. Esto equivale a un año de autonomía aproximadamente.

Artículos relacionados:

Cargadores solares para móviles

Las apps de mensajería y redes sociales devoran la batería de los móviles

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *