Unas nuevas baterías podrían acabar con la dependencia de los combustibles fósiles

combustibles
Los avances en las investigaciones en pro de una mayor sostenibilidad siguen adelante y dejan nuevos desarrollos. Dentro de los últimos que se han dado a conocer, se encuentran las baterías termofotovoltaicas que permiten almacenar grandes cantidades de electricidad renovable. Una solución que ya se contempla como una opción para acabar con la dependencia de combustibles fósiles.

El desarrollo

Un grupo de investigadores del Instituto de Energía Solar de la Universidad Politécnica de Madrid (IES-UPM) es el artífice de esta nueva solución, que se basa en descubrir un sistema de baterías fotovoltaicas con potencial de almacenamiento durante largos períodos de tiempo a bajo coste, aparte de proporcionar calor y electricidad bajo demanda.

Según se explica en el artículo ‘Baterías termofotovoltaicas de calor latente’, que se ha publicado recientemente en la revista Joule, el sistema emplea la generación excedente a partir de energías renovables intermitentes, como la eólica o la solar, para fundir metales baratos como el silicio o las aleaciones de ferrosilicio a temperaturas superiores a los 1.000 grados Centígrados.

La clave de este sistema, ya patentado, está en que estas aleaciones de silicio tienen capacidad para almacenar grandes cantidades de energía durante el proceso de fusión. Este tipo de energía es la que se denomina o conoce como calor latente.

combustibles
De acuerdo con los datos facilitados, un litro de silicio almacena más de un kWh de energía en forma de calor latente. Esto es la cantidad de energía que contiene un litro de hidrógeno presurizado a 500 bar. Pero, a diferencia del hidrógeno, el silicio puede almacenar a presión atmosférica. Esto hace que sea más económico y seguro.

El sistema combina los efectos termiónico y fotovoltaico para lograr la conversión directa del calor en electricidad. Además, no requiere contacto físico con la fuente térmica, puesto que se basa en la emisión directa de electrones (efecto termiónico) y de fotones (efecto termofotovoltaico).

Artículos relacionados:

Las mascarillas pueden transformarse en combustibles sintético

Bosch se hace más sostenible con el uso de diferentes combustibles

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.