Ropa ecológica a través de Internet


Se habla a menudo de los alimentos ecológicos, quizá por ser los que más afectan a la salud del ser humano y a la conservación del medio ambiente. Pero consumir cualquier producto ecológico es una acción que beneficia al planeta. Consumir productos de comercio justo y de procedencia ecológica es sostenible. En especial, la ropa, que en esta sociedad tiene una importancia cada vez mayor.

I Owe You (te debo) es un proyecto que trata de impulsar la ropa ecológica y de comercio justo. Aprovechando las ventajas que ofrecen las nuevas tecnologías, se trata de unir a gente que elabora ropa en países en vías de desarrollo con las personas que buscan estar siempre a la última moda o a cazadores de tendencias. El colombiano Enrique Posner es el creador de la idea.

En la página web del proyecto se pueden conocer y ver, no sólo las prendas de ropa, sino información sobre los que la elaboran: cómo viven y dónde, cómo trabaja la cooperativa a la que pertenece, etc. Por ejemplo, encontramos a la tejedora M. Malliga, de la Cooperativa de Tejedores de Kedar, fundada en 1954 y que emplea a más de cien artesanos que viven en la zona de Kedar y Parikkal, en India. La información se completa con un vídeo que muestra cómo trabajan los artesanos.

Posner explica su proyecto: del mismo modo que la gente quiere saber de dónde proceden los alimentos que comen, a mucha gente le interesa saber de dónde y cómo se produjo la ropa con la que se viste. El proyecto tiene la sede central en Madrid y trabaja con cooperativas de tejedores en India. Cada hilandero gana algo más de un dólar por pieza tejida. Por su parte, el comprador puede seguir el recorrido de la prenda que compra y, también, trasformarse en vendedor a través de Facebook.

Gracias a Internet, se puede saber quién hiló la tela en India, quién la cose en Europa y, si el usuario lo desea, colgar una foto suya para que conozcan quién la compró. Hay otras páginas web parecidas, que unen a compradores franceses de zapatillas hechas con cuero ecológico de Brasil o alpargatas que se venden en Argentina que benefician a niños africanos.

No sólo se protege el medio ambiente, sino que se apoya una causa social. Un modo de comercio justo que se beneficia del poder de las redes sociales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *