Vestidos, bikinis y gadgets solares


Cada vez crean más artículos que, gracias a placas solares incorporadas, permiten generar energía de forma limpia y gratuita a partir de fuentes renovables. Vestidos, bolsos y otro tipo de complementos para un modo de vida ecológico. Uno de estos innovadores proyectos es Wearable Solar, una idea de Christiaan Holland de Gelderland Valoriseert, que ha trabajado junto al diseñador de moda Pauline van Dongen y un técnico especialista en paneles solares llamado Gertjan Jongerden. Estudiantes de la Universidad de Ciencias Aplicadas en Nijmegen también han colaborado en el proyecto.

La primera prenda de vestir solar que han diseñado tiene 48 pequeños paneles solares con los que generar energía gracias a los rayos del Sol. Con el vestido solar, se pueden recargar pequeños dispositivos como un smartphone o un reproductor de música. Como se puede ver en la imagen de arriba, el diseño es bastante futurista.

Más espectacular, si cabe, es el bikini solar modelo OMFG. Con esta prenda, al tomar el Sol, no sólo se conseguirá un bello bronceado, sino que, además, se puede recargar el iPod, el iPhone o el móvil, que nunca se quedarán sin energía eléctrica. El bikini tiene medidas estándar con tiras de películas fotovoltaicas cosidas en serie. Las células fotovoltaicas se conectan a un regulador de 5 voltios que lleva una conexión USB. Los chicos pueden optar por un bañador solar.

Recargar mientras caminas

Y para los que prefieren la montaña y caminar en medio de la naturaleza, se ha lanzado al mercado un cargador solar portátil diseñado para llevar en la parte de atrás de la mochila. La idea es de la empresa Powertraveller y el modelo se llama Solarmonkey Adventurer.


El Solarmonkey Adventurer es un cargador solar portátil resistente, ideal para recorrer el mundo con una mochila a la espalda. Tiene una batería de polímero de litio interna de 2500 mAh que puede cargar un teléfono móvil dos o tres veces. La recarga de la batería tarda unas doce horas.

El dispositivo puede enviar simultáneamente la energía generada gracias al Sol a la batería de 5 voltios y a la conexión USB. La energía se genera mediante dos paneles solares y se puede conectar a la mayoría de adaptadores de los dispositivos electrónicos más usados.

Los paneles solares pueden guardarse en un estuche que protege del agua y de golpes. También hay bolsillos para guardar los dispositivos y sus adaptadores y cables. Con una correa de velcro, se coloca el cargador solar a la mochila para aprovechar la energía solar mientras se continúa el viaje.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *