Una aplicación móvil para evitar que las ballenas se choquen con los barcos

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


¿Pueden los móviles salvar a las ballenas? Bueno, al menos, pueden aportar su granito de arena. Un grupo de biólogos marinos está desarrollando una aplicación para smartphones que puede determinar la ubicación de las ballenas que nadan alrededor de Los Farallones, unas pequeñas islas y peñascos situados en el océano Pacífico, al oeste de la costa de San Francisco.

Por la zona pasan muchos barcos, así que la aplicación, llamada Spotter Whale, ha sido diseñada para que cualquier persona con un iPhone pueda localizar a las ballenas. Se está desarrollando la versión para Android.

La aplicación informa, en tiempo real, sobre la distribución y la concentración de ballenas de la zona. Algunas de las especie se encuentran en peligro de extinción. Se trata de reducir todo lo posible tanto ataques como choques accidentales. La iniciativa parte de la institución Blue Point Conservation Science.

En la protección de las especies en peligro de extinción se debe involucrar a la comunidad y una aplicación como ésta puede ser la mejor herramienta. La tecnología se está probando con la colaboración de diferentes personas: un naturalista, un pescador, un marinero y un navegante de barcos de recreo, aunque cualquiera que tenga un teléfono inteligente puede participar. La aplicación es gratuita.

Spotter Whale utiliza la tecnología GPS para registrar los lugares donde se han visto ballenas y otros animales marinos. La información se carga automáticamente en un mapa interactivo que pueden consultar capitanes de barco, oficiales de la Guardia Costera de Estados Unidos, tripulantes de barcos de pesca y observadores de ballenas.

La ballena azul, en claro declive


Con la colaboración de todas las personas que, por una u otra razón, navegan por la zona, se puede lograr que los barcos se mantengan lejos de las ballenas. En particular, es fácil de evitar choques en los grandes grupos de ballenas. En el caso de las Administración Oceánica y Atmosférica Nacional y la Guardia Costera, pueden utilizar la información que proporciona la aplicación para redireccionar el tráfico marítimo.

Las ballenas grises y jorobadas se están recuperando y los rorcuales comunes están aumentando. Unas 20.000 ballenas jorobadas habitan el Pacífico Norte en la actualidad. Sin embargo, las ballenas azules (el animal más grande de la Tierra) no se recupera. Los investigadores creen que las colisiones accidentales con buques pueden mermar su población. En el noreste del Pacífico, sólo hay entre 1.800 y 2.000 ballenas azules. Por la región, pasan unos 7.300 grandes buques cada año.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *