Apple planea usar solo materias primas recicladas

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter6Share on Google+0

Reciclaje-de-dispositivos-Apple
Por muchos esfuerzos que hagan para reducir su enorme impacto ambiental, los grandes gigantes tecnológicos como Google o Apple lo tienen difícil. En este blog nos hemos hecho eco de los avances de ambas empresas para mejorar sus sostenibilidad: desde sus iniciativas en política de reciclaje hasta sus grandes inversiones en energías renovables, con interesantes proyectos que generan noticias ecológicas muy a menudo.

Sin embargo, para ellos equilibrar la balanza es realmente difícil, puesto que son empresas que producen grandes cantidades de contaminación, bien en forma de desechos tecnológicos como en lo que respecta a la huella de carbono. Así las cosas, no es extraño que los pasos datos tengan siempre un inevitable sabor a greenwashing .

Una nueva generación de productos

Pero las cosas podrían cambiar de forma importante para beneficio del planeta y, cómo no, también nuestra salud y la de los ecosistemas en general. Al menos, así será si se cumplen las previsiones de Apple, planeando actualmente el uso de materias primas recicladas para todos sus productos.

Los planes de la compañía todavía están sin concretar, pero de forma general se ha adelantado que tan ambicioso plan se llevará a cabo, en parte, mediante la recuperación y la reutilización de los mismos dispositivos de Apple. Sin embargo, que tenga previsto hacerlo no significa que vaya a ser a corto plazo. Ni siquiera que vaya a hacerse.

Muy al contrario, se trata de un cambio de gran importancia, que requerirá muchos esfuerzos, presupuesto y tiempo. A su favor, justo es decir que su política de reciclaje es relativamente eficaz. O, por ejemplo, que sus centros de datos son cada vez más verdes, por lo que compensan en parte el desastre ambiental que ocasionan sus productos, y a su vez demuestran que dar pasos hacia la sostenibilidad no es algo nuevo para la empresa fundada por Steve Jobs, al que la innovación no le daba miedo, precisamente.

Como es bien sabido, los materiales empleados en la fabricación de dispositivos electrónicos tienen un gran impacto ambiental, tanto por los efectos tóxicos de muchos de ellos, sobre todo aquellos obtenidos en yacimientos mineros, como en lo que respecta a los problemas que supone la mala gestión de residuos o, por ejemplo, el drama ambiental que supone la obsolescencia programada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *