Bogotá estrena su primera flota de taxis eléctricos


Biotaxis, electrolineras… Los taxis se modernizan en la capital colombiana, pero el servicio sigue siendo el mismo para el cliente. Eso sí, con la pequeña-gran diferencia de que no emiten gases contaminantes, lo que significa cero emisiones de efecto invernadero y una infinita ayuda en la lucha contra el cambio climático.

Empezarán siendo un total de 50 taxis eléctricos, pero la flota se ampliará como gesto eco-amigable con los habitantes de la ciudad y con el planeta. No en vano, la calidad del aire mejorará bastante, sobre todo teniendo en cuenta que los taxis son vehículos en constante circulación. Aún así, la flota deberá ampliarse bastante más para que los resultados resulten realmente significativos.

El medio centenar de taxis han sido importados de China y pueden hacer hasta 300 kilómetros con una carga de unas dos horas en las estaciones de carga (electrolineras), por lo que no emiten ni polución ni ruido. En concreto, podrán ser recargados con 60 kilovatios, donde cada recarga completa le costará al propietario unos 31.500 pesos (cerca de 17 dólares), con el consiguiente ahorro con respecto a la gasolina.

También los autobuses

La municipalidad prevé renovar la flota de autobuses con la adquisición de vehículos eléctricos para la red red de autobuses públicos Transmilenio y en el Sistema Integrado de Transporte Público (SITP), según adelantó el alcalde de la ciudad, Gustavo Petro, durante la presentación de los vehículos en el Parque Tercer Milenio.


En adelante, ya sean privados o públicos, en Bogotá los vehículos eléctricos no tendrán que someterse a la restricción de circulación estipulada por el programa “Pico y placa”, según el último número de la matrícula. Una exención que busca premiar la opción ecológica y promocionarla al mismo tiempo fomentando la compra de vehículos de este tipo.

1 comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *