Crean asfalto ecológico con neumáticos usados

asfalto-ecologico
La carrera por conseguir un transporte más sostenible no solo se centra en los diferentes medios como los coches o trenes, sino también en las infraestructuras con el fin de que sean lo más respetuosas posible con el medioambiente. Y dentro de esta línea se engloba el nuevo asfalto que ha sido desarrollado por un grupo de investigación de la Universidad Politécnica de Madrid, que ha logrado que este producto sea ecológico y mucho más sostenible.

El desarrollo

El asfalto que se ha desarrollado supone un importante avance en materia medioambiental, puesto que podría llegar a definirse como doblemente ecológico. La razón está en dos claves principales. Una de ellas se corresponde con su composición. Y es que en su elaboración se ha empleado betún polvo de caucho, que se obtiene de los neumáticos que ya no se emplean.

De esta manera, se consigue dar una segunda vida útil a los neumáticos y reducir el impacto ambiental que generan. Pero la ventaja es todavía mayor porque al usar este betún se evita emplear el que se extrae del crudo del petróleo, ahorrando a su vez toda la energía que se precisa para este proceso.

Aparte de estos dos factores con los se convierte en un producto muy sostenible, este nuevo asfalto se caracteriza por incluir ceras orgánicas que tienen capacidad de disminuir la viscosidad del ligante de la mezcla cuando se alcanza el punto de fusión. Así se logra también emplear una temperatura más baja en la fabricación del asfalto.

asfalto-ecologico

Otras ventajas

Las pruebas realizadas han permitido constatar que es posible disminuir la temperatura de fabricación y la de su puesta en la obra en hasta unos 30 grados centígrados sin que se produzcan afecciones.

Esto redunda en otra serie de beneficios porque, al reducirse la temperatura, se rebaja el consumo de energía y se emiten a la atmósfera menos gases de efecto invernadero.

Artículos relacionados:

Asfalto con plásticos y caucho reciclados en Madrid

NOxer, un asfalto que absorbe la contaminación

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *