Crean una fibra de proteínas que absorbe la contaminación

alfombra-contaminacion
Diversas investigaciones se están llevando a cabo para acabar o reducir la contaminación. Ahora se ha desvelado un nuevo avance, que es un tanto curioso porque equipos de investigadores han descubierto la posibilidad de crear una fibra de proteínas que tiene capacidad de absorber la contaminación química.

El desarrollo

Estas fibras son posibles porque se ha conseguido saber cómo se pueden mantener ciertas proteínas fuera de la célula. Un logro que es clave porque hasta ahora no se había logrado mantenerlas fuera de su entorno natural porque siempre se había observado que necesitaban una estructura específica para funcionar correctamente en la que, además, era habitual que se tuvieran que ayudarse de otras proteínas.

Este problema se solventó tras analizar diferentes secuencias de proteínas y las superficies con el fin de ver si era posible el desarrollo de un polímero sintético que proporcionase todo lo que una proteína necesita para funcionar correctamente y mantener su estructura.

El resultado ha sido la creación de los heteropolímeros aleatorios, también denominados RHP, para lo que se han seguido los patrones estadísticos definidos en el análisis de las secuencias de proteínas para dar paso a la unión de sistemas sintéticos y naturales para crear este material.

alfombra-contaminacion

El material

El nuevo material está formado por cuatro tipos diferentes de subunidades nomoméricas, teniendo cada una de ellas unas propiedades químicas diseñadas para favorecer la interacción con parches químicos en la superficie de las proteínas.

Estos monómeros están conectados con el fin de imitar a una proteína natural. De esta manera, se logra maximizar la flexibilidad de sus interacciones con las superficies de proteínas.

Además, los RHP actúan también como proteínas no estructuradas, que están dentro de las células de forma habitual, favoreciendo la actividad de las proteínas solubles en agua en solventes orgánicos.

Sobre esta premisa, se llevaron a cabo simulaciones moleculares para ver cómo el RHP interactuaría con las superficies proteicas en solventes orgánicos y agua y para crear materiales basados en proteínas para la biorremediación de sustancias químicas tóxicas.

Dentro de la investigación también se mezcló RHP con la proteína OPH u organofosforo hidrolasa, que es capaz de degradar los organofosforados tóxicos, que están presentes en productos insecticidas u otros productos químicos.

El resultado fue que con esta combinación de RHP y OPH se pueden fabricar fibras que, al sumergirlas en insecticidas, lo degradan, dejando la puerta abierta a avanzar más en la creación de este material para dotarlo de una mayor capacidad de absorber sustancias tóxicas.

Artículos relacionados:

Contaminación lumínica: adiós al cielo estrellado

Un hongo puede limpiar los restos de medicinas en aguas residuales

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *