El gran tiburón blanco mediterráneo está en peligro de extinción

tiburon-blanco
Nuevas investigaciones han arrojado más luz e información sobre el gran tiburón blanco del mediterráneo. Algunos datos son muy curiosos porque esta especie lleva viviendo en el mar Mediterráneo desde hace más tiempo del que inicialmente se pensaba: 3,2 millones de años. Pero también hay algunos datos que preocupan porque se ha detectado que esta especie está en peligro de extinción. Por fortuna, los científicos han conseguido secuenciar su ADN.

La investigación

Estos datos han sido desvelados en una investigación llevada a cabo por un equipo internacional dirigido por la Universidad de Bolonia y cuyos resultados se han publicado recientemente en el ‘Journal of Biogeography’.

El estudio ha permitido secuenciar el ADN del gran tiburón blanco mediterráneo, desvelándose que esta especie está más cerca de los tiburones del Océano Pacífico que de los del Atlántico desde el punto de vista genético.

Esta especie ha visto disminuir su población, lo que ha hecho que sea una especie poco estudiada, además de dificultar la investigación. Un motivo para el que los científicos han tenido que recurrir a museos y colecciones privadas para disponer de dientes, mandíbulas o vértebras de ejemplares de hace más de dos siglos.

tiburon-blanco
Con la ayuda de las últimas tecnologías, los científicos han podido secuenciar el ADN mitocondrial y compararlo con otras poblaciones de tiburones que viven en otros lugares. Una comparativa que ha permitido observar la gran diversidad biológica de los tiburones blancos que habitan en el Mediterráneo.

En riesgo de extinción

Sin embargo, los últimos datos sobre el gran tiburón blanco del mediterráneo también arrojan información preocupante. Uno de los principales es el bajo grado de variabilidad genética entre los diferentes individuos de esta especie. Esto indica que su población es bastante pequeña y, en consecuencia, está en peligro.

Para evitar su extinción, los investigadores consideran que hay que actuar con rapidez, ya que su desaparición será peligrosa para el equilibrio ecológico del mar Mediterráneo y para la situación global.

Artículos relacionados:

El ibis eremita se recupera de la extinción

¿Cómo se puede evitar la extinción de los peces de agua dulce?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *