Halfbike 2.1, movilidad sostenible minimalista

Halfbike 21 bicicleta
Si te preguntas cómo serán las bicicletas del futuro, quizá ésta te inspire para imaginarlas. Independientemente de lo mucho o poco que avance el diseño de bicis, no cabe duda de que se camina hacia la movilidad sostenible, con lo que cada vez son más minimalistas para facilitar su uso en la gran ciudad.

Halfbike es un ejemplo de lo que nos espera. Lleva apenas un año en el mercado y vuelve con un rediseño que la convierte en Halfbike 2.1. Pero, antes de continuar, la pregunta que quizá te ronda en la cabeza: ¿Se trata de una bici, de un scooter o de un monopatín?

Es una especie de triciclo sin asiento, que recuerda al monopatín y busca tanto la comodidad de uso en la ciudad como su fácil transporte. En definitiva, estamos ante un híbrido que es las tres cosas, muchas más si se quiera, o quizá ninguna.

Movilidad urbana sostenible

Si sigues este tipo de inventos, quizá sepas que el pasado año pudo empezar a comercializarse gracias al apoyo recibido mediante crowfounding. De hecho, fue el vehículo más financiado en Kickstarter, y desde entonces sus creadores no han dejado de perfeccionarla.

Ahora, después de refinar y perfeccionar el diseño original, el resultado es Halfbike 2.1., una bicicleta la mar de peculiar que se fabrica en Bulgaria, cuyo precio ronda los 500 euros.

El modelo actualizado sigue siendo como la original en cuanto a su forma de montar de pie, al estilo de los Segway. De acuerdo con los padres de la criatura, está diseñado para crear una sensación más parecida a caminar que la que ofrece el pedaleo tradicional, y a su vez se caracteriza por un manillar a la altura de la cintura con el que oientar el rumbo, que también está dirigido por el peso corporal del ciclista.

La versión 2.1 tiene un cubo de tres engranajes, con el objetivo de que sea más fácil de manejar y usar que la versión anterior de una sola velocidad.

El Halfbike 2.1 también está disponible en colores rosa y verde, e incluye un sistema de marco y el frenado actualizados, diseñados para hacerla ergonómica de cara a mejorar la experiencia.

Por lo demás, sigue siendo fácil de plegar y ligera para trasladar en el transporte público, explica Mihail Klenov, líder del proyecto. También está pensada para poder llevarla en el maletero del coche o colocarla en un pequeño lugar, juto a una mesa, por ejemplo, sin tener que aparcarla.

Desde el exitoso proyecto de recaudación de fondos, la compañía ha enviado miles de Halfbikes de todo el mundo, tras hacerlas a mano su taller de Bulgaria. Es más, se ha seguido con la campaña para poderla ir afinando, y como consecuencia de ello «se ha continuado mejorando» la Halbike, explica Kenov.

A simple vista no parecen diferentes, pero se han implementado una serie de pequeños cambios en los prototipos. «A pesar de que parece casi idéntica a la que hemos mostrado por primera vez, su evolución ha sido significativa», apunta.

¿Otra manera de moverse?

¿Realmente la Halfbike es sinónimo de otra manera de moverse? Como eslogan comercial es estupendo, pero el precio resulta prohibitivo y, como la rueda, también la bici está ya inventada desde hace siglos.

Halfbike 2 1
Eso sí, no puede negársele una portabilidad única para moverse en la ciudad o simplemente para rodar con ligereza por otros lares más conectados con la naturaleza, siempre y cuando el asfalto nos permita hacerlo.

Sus creadores aseguran que subirse a una Halbike es otra cosa, pues combina lo mejor de subirse en bici, correr y hacer scooting. Y, lo mejor de todo, afirman que «despierta el instinto natural del movimiento» y es tan divertida para ir al trabajo como para los ratos de ocio.

Difícil de entender sin probar, me temo, aunque el vídeo da una buena idea. Básicamente, señalan que la diferencia con respecto a una bicicleta o moto es que en este caso se emplea todo el cuerpo para moverse. Buena pinta tiene, sin duda…

2 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *