La primera vivienda pasiva de España


Una vivienda pasiva es una casa diseñada de modo que, gracias a su buen aislamiento, ahorra hasta un 90% del consumo energético. Se ha levantado en España la primera vivienda de estas características. El arquitecto que ha llevado a cabo el proyecto ha sido Josep Bunyesc. Cursó, en Bélgica, un máster sobre arquitectura sostenible.

Además del ahorro energético, la vivienda de Josep Bunyesc está pensada con criterio ecológicos de principio a fin. Usa placas solares para proporcionar la energía que necesita la casa, tiene una orientación adecuada y los materiales que se han usado para su construcción proporcionan un gran aislamiento.

Del mismo modo, el propio proceso de construcción fue ecológico. Los principales materiales de construcción eran prefabricados de madera, que permiten concluir la obra en pocas semanas y construyendo en seco, es decir, sin que sea necesario recurrir al hormigón o al cemento, productos muy contaminantes.

También la estructura de pilares está compuesta por tableros de madera reciclada (OSB). Las paredes interiores, los muros del exterior, que están levantados con fibras de madera compacta y los casi veinte centímetros de lana de oveja mantienen estable la temperatura de la casa. Por otra parte, al ser materiales transpirables, permiten que la humedad no se acumule.

Unos enormes ventanales permiten que los rayos del sol, y su calor, entren de lleno en la casa. Después, gracias al perfecto aislamiento, se mantiene la temperatura en el interior. Por otra parte, la vivienda cuenta con un perfectamente diseñado sistema de ventilación. Gracias a conductos y pozos de aire no precisa abrir ventanas para ventilar, otra característica más que ayuda a mantener el calor en el interior. Ya hay unas diez mil viviendas pasivas levantadas por toda Europa. El concepto de casa pasiva comenzaron a usarlo, a principios de los años ochenta del siglo pasado, arquitectos y diseñadores estadounidenses. Después, a finales de esa misma década, se creó el estándar para que un edificio pudiera ser considerado casa pasiva que, en alemán, se denomina passivhaus.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *