La UE potenciará el autoconsumo eléctrico

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter6Share on Google+0

energias-renovables-en-el-hogar
El fomento del autoconsumo eléctrico brilla por su ausencia en nuestro país, pero las cosas cambiarán en breve, bajo el paraguas de las nuevas medidas energéticas que está preparando la Comisión Europea sobre energías renovables, eficiencia energética y mercado interior de la energía. Todas ellas con el objetivo de avanzar en la descarbonización de la economía, buscando el cumplimiento de los objetivos marcados en 2030.

Las medidas también pretenden convertir a Europa en el mayor mercado de las energías limpias, y para ello se presentará un paquete de medidas el próximo 30 de noviembre. Entre ellas, la prohibición de los recortes a las renovables y el fomento del autoconsumo.

Directiva sobre renovables

La nueva Directiva sobre renovables dedica el artículo 21 al autoconsumo de electricidad, que obligará a modificar el Real Decreto 900/2015, lo cual significará la eliminación de algunas de sus disposiciones más restrictivas.

Entre otros cambios, se permitirá el autoconsumo compartido, actualmente prohibido, así como la venta de excedentes aún sin llegar a producir los 100 kilovatios que ahora se establecen como mínimo. Por lo tanto, autoconsumidores de un mismo bloque de edificios o centro empresarial o comercial podrán aprovechar una misma instalación. Y, por otra parte, los pequeños productores podrán vender a precio de mercado los excedentes a la red pública o a otro consumidor, en cuyo caso será a un precio determinado.

Hasta ahora, se venían obligados a regalarlos, mientras que a partir de la próxima normativa comunitaria podrán venderlos por sí mismos o a través de los agregadores de mercado. Por otro lado, los autoconsumidores tendrán un amplio margen de producción. Según prevé la nueva directiva, no serán considerados como productores hasta que los excedentes de electricidad que vendan a la red no superen los 10 MWh anuales o los 500 MWh anuales en el caso de hogares o empresas, respectivamente.

La situación será muy distinta a la actual, ya que a día de hoy en España se mide en función de las instalaciones. Independientemente de cuál sea la producción, se considera productores a los titulares de instalaciones superiores a 100 kW, con lo que se avecinan cambios muy favorables al autoconsumo.

paneles-fotovoltaicos-en-tejados
La predisposición de los españoles frente al autoconsumo es positiva. Un reciente sondeo de SEO BirdLife y la empresa solar Ecooo, titulada DeSEOsol preguntó “cuál sería su siguiente paso para reducir emisiones de gases de efecto invernadero en su hogar”, y resultados preliminares arrojan unas cifras esperanzadoras.

En concreto, el 40,6 por ciento de los encuestados dijo que apostaría por instalar algún dispositivo de autoconsumo renovable. Entre otros, paneles fotovoltaicos, turbinas de viento o calderas de biomasa, si bien su instalación o, por ejemplo, la contratación de compañías que abastezcan de este tipo de energía tan solo la lleva a cabo una pequeña minoría.

El estudio, que pretende valorar la percepción social del modelo energético y las razones que llevan a apostar por las energías verdes, concluyó que el principal motivo para hacerlo es doble, centrándose tanto en la apuesta por un modelo más justo y sostenible (42%), seguido por la búsqueda de un ahorro económico (39,9%).

La encuesta también encontró que se aplican gestos eco amigables de forma cotidiana para el ahorro energético, como la colocación en los hogares de bombillas de bajo consumo (un 91%), así como la aplicación de buenas prácticas a la hora de utilizar el aire acondicionado, la calefacción , tal y como afirma hacer el 88 por ciento.

Por último, apoyando la política europea de fomento del autoconsumo, el informe IPM “El Autoconsumo es el paradigma de las Ciudades Sostenibles” concluye que las emisiones de gases de efecto invernadero pueden reducirse hasta un 50 por ciento combinando aquel y el vehículo eléctrico. Este último mediante el aumento de puntos de recarga, entre otras medidas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *