Las hierbas más beneficiosas para ayudar a prevenir y tratar accidentes cerebrovasculares

ashwagandha-accidente-cerebrovascular
Los accidentes cerebrovasculares han aumentado en los últimos años entre la población. A rasgos generales, se estima que alrededor de dos tercios de esas personas sobrevivirán y requerirán algún tipo de rehabilitación por complicaciones relacionadas con estos trastornos.

¿Qué es un derrame cerebral?

Un accidente cerebrovascular ocurre cuando se detiene la circulación sanguínea al cerebro. Esta falta de oxígeno y flujo de sangre al cerebro puede causar la muerte de las células cerebrales. Este puede ser causado por un bloqueo del flujo sanguíneo al cerebro (isquémico) o por una hemorragia (hemorrágico).

Cabe señalar que los accidentes cerebrovasculares causados por obstrucciones pueden formarse a partir de un coágulo dentro de un vaso sanguíneo en el cuello o el cerebro. No obstante, el origen también puede ser un coágulo de otra parte del cuerpo o una arteria que se ha estrechado mucho en el cerebro o que va hacia él, por ejemplo.

Complicaciones posteriores al accidente cerebrovascular

A pesar de que cada accidente cerebrovascular es diferente, todos suelen afectar a las personas de manera similar. Los problemas asociados están vinculados con la parte del cerebro afectada. Por ejemplo, si el lado izquierdo del cerebro está dañado, el individuo puede experimentar parálisis en el lado derecho del cuerpo, problemas del habla o pérdida de la memoria. En cambio, si el afectado resulta ser el lado derecho, pueden ocurrir problemas de visión.

Por otra parte, el accidente cerebrovascular también se puede dar en el tronco encefálico. Se trata de un área pequeña en la base del cerebro que controla todas las funciones básicas del sistema nervioso central. En este caso, los resultados pueden ser más complejos, los síntomas incluyen: vértigo, mareos y dificultad para hablar. Además, un accidente cerebrovascular en esta área puede provocar visión doble, disminución de la conciencia, dificultad para hablar o síndrome de enclaustramiento, una afección en la que las personas solo pueden mover los ojos.

De cara a la clasificación expuesta por National Stroke Association de los EE.UU., los problemas posteriores al accidente cerebrovascular se pueden dividir en tres categorías: físicos, emocionales y cognitivos. El objetivo clínico es ayudar a los pacientes a ganar más independencia y lograr la mejor calidad de vida posible. Un enfoque integrador puede incluir rehabilitación física, terapia recreativa y recibir apoyo psicológico de un terapeuta calificado. Aunque también pueden ser de gran ayuda las hierbas medicinales y los nutrientes que puedes incluir en tu dieta.

mujer-mayor

Nutrientes para ayudar a reducir los síntomas tras un accidente cerebrovascular

Los problemas físicos después de un accidente cerebrovascular son comunes y pueden incluir síntomas como debilidad muscular, fatiga, dolor y trastornos del sueño. Muchos de estos problemas responden bien a un enfoque integrador. Sin ir más lejos, existe una serie de nutrientes y plantas medicinales que pueden ayudar con el control posterior al accidente cerebrovascular. Estos son solo algunos de ellos:

1. Ashwagandha

La planta Withania somnifera es un adaptógeno que ha demostrado desempeñar un importante papel de apoyo en pacientes que han sufrido un accidente cerebrovascular. Varios estudios han demostrado que la ashwagandha puede servir de apoyo de cara a las funciones mitocondriales y cognitivas.

Los autores del estudio in vivo de 2016 publicado en la revista Cellular and Molecular Neurobiology concluyeron que “la suplementación con ashwagandha aporta un efecto protector tras el accidente cerebrovascular isquémico”. Asimismo, los investigadores sugieren su posible aplicación en el tratamiento del accidente cerebrovascular.

2.Ginseng

Según una revisión publicada en 2014 en la revista Frontiers in Cellular Neuroscience, Ginsenoside-Rd, un compuesto de ginseng, puede ser una estrategia neuroprotectora prometedora en caso de accidente cerebrovascular.

Además, un ensayo multicéntrico de fase II, aleatorizado, doble ciego, controlado con placebo, publicado en el European Journal of Neurology en 2009, también mostró que el ginsenósido-Rd tuvo algunos efectos beneficiosos en el accidente cerebrovascular isquémico agudo, según los resultados del grupo que consumió el suplemento rico en ginseng.

3. Citicolina

Apoyar la neuroprotección y la neuroreparación es un objetivo importante después del accidente cerebrovascular. La citicolina es un compuesto natural que se ha demostrado que mejora la función cerebral, específicamente la capacidad de atención y enfoque.

Según una revisión de 2013 publicada en la revista Brain Sciences, un tratamiento a largo plazo con citicolina puede mejorar el deterioro cognitivo posterior al accidente cerebrovascular y mejorar la recuperación funcional del paciente.

4. Ginkgo biloba

Esta hoja de este árbol se usa comúnmente para apoyar la salud del cerebro. Un ensayo controlado aleatorizado de 2018 publicado en la revista Stroke and Vascular Neurology mostró que el Ginkgo biloba junto a la aspirina ayudó a aliviar los déficits cognitivos y neurológicos después de un accidente cerebrovascular isquémico en comparación con la aspirina sola.

Conclusión

Los profesionales integrales pueden ayudar a los pacientes que han sufrido un accidente cerebrovascular recomendando una combinación de suplementos dietéticos y consejos sobre el estilo de vida. Este enfoque integrador está diseñado para ayudar a los pacientes a lograr una mejor funcionalidad y una óptima calidad de vida.

Las actividades posteriores al accidente cerebrovascular, incluida la dieta y el ejercicio, se pueden manejar mejor mediante una integración consciente de los suplementos naturales. Para ello, puedes recurrir a los nutrientes mencionados anteriormente, siempre y cuando lo abale un profesional de la salud.

Referencias

Álvarez-Sabín, J., & Román, G. The role of citicoline in neuroprotection and neurorepair in ischemic stroke. Brain Sciences. 2013;3(4):1395-1414.

Li, S., Zhang, X., Fang, Q., Zhou, J., Zhang, M., Wang, H., Chen, Y., Xu, B., Wu, Y., Qian, L., & Xu, Y. Ginkgo biloba extract improved cognitive and neurological functions of acute ischaemic stroke: A randomised controlled trial. Stroke and Vascular Neurology. 2017;2(4):189-197.

Liu, X., Xia, J., Wang, L., Song, Y., Yang, J., Yan, Y., Ren, H., & Zhao, G. Efficacy and safety of ginsenoside-Rd for acute ischaemic stroke: A randomized, double-blind, placebo-controlled, phase II multicenter trial. European Journal of Neurology. 2009;16(5):569-575.

Sood, A., Kumar, A., Dhawan, D. K., & Sandhir, R. Propensity of withania somnifera to attenuate behavioural, biochemical, and histological alterations in experimental model of stroke. Cellular and Molecular Neurobiology. 2015;36(7):1123-1138.

Sood, A., Mehrotra, A., Dhawan, D. K., & Sandhir, R. Indian ginseng (withania somnifera) supplementation ameliorates oxidative stress and mitochondrial dysfunctions in experimental model of stroke. Metabolic Brain Disease. 2018;33(4):1261-1274.

1 comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.