Moto eléctrica hecha con lino


El lino se ha usado desde hace siglos para fabricar prendas de vestir y otros objetos cotidianos. Ahora, un estudio de diseño holandés llamado Waarmakers quiere dar un nuevo uso a esta materia prima natural. El scooter eléctrico Be.e cuenta con una carrocería fabricada con un material compuesto que está reforzado con fibras naturales. La carrocería se compone de un material parecido a la fibra de vidrio, sólo que compuesto por fibras de lino, cáñamo o celulosa. Al compuesto se le añade resina. La marca Van.Eko va a comenzar a llevar a cabo la producción y la comercialización de la moto.

La Be.e ha sido fabricada, desarrollada y probada en Amsterdam. Alcanza los 55 km/h gracias a su motor eléctrico de 4 kW. A máxima velocidad, su autonomía es de unos 55 kilómetros, pero a una velocidad de 25 km/h o menos (hay que pensar que esta moto está diseñada para recorrer la ciudad) puede recorrer más de 80 kilómetros sin repostar.

La scooter Be.e está equipado con un cargador de 600 W. Con una hora de recarga se pueden recorrer unos 20 kilómetros. En su compartimento se puede guardar un casco. Esta motocicleta fabricada con fibras naturales puede sostener y transportar hasta 180 kilogramos de peso.

Tanto las luces frontales como las traseras con de tipo led. Cuenta con una conexión USB para recargar teléfonos móviles u otros pequeños dispositivos. La Be.e, cuando se comercialice, tendrá una garantía de cuatro años o 50.000 kilómetros para esta resistente e innovadora carrocería. Aún no se sabe el precio al que saldrá al mercado.

Lucha contra el cambio climático


La idea de Van.Eko es ofrecer un plan de alquiler con cuatro posibilidades: a partir de 140 euros al mes, la posibilidad de recorrer 300 kilómetros. Lo que no se gaste en un mes, se puede usar en el siguiente. La compañía comprobará la distancia recorrida al pasar un año. Una original forma de comercialización para una original motocicleta fabricada con lino.

Para producir los materiales de los que se compone la Be.e se almacena dióxido de carbono (CO2), por lo que se está combatiendo el cambio climático. Hasta que la moto no acabe su vida útil, ese CO2 no volverá a la atmósfera.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *