Peligran la mitad de los glaciares catalogados como Patrimonio de la Humanidad

glaciares
El cambio climático y el calentamiento global están perjudicando a los glaciares de forma generalizada. Son unas consecuencias sobre las que se viene alertando desde hace tiempo. Pero, ahora, un nuevo estudio pone de manifiesto que la situación es más preocupante de lo que inicialmente parece, ya que prácticamente la mitad de los glaciares en zonas declaradas Patrimonio de la Humanidad podrían desaparecer. La alerta ha saltado a raíz de la publicación del primer informe global sobre los glaciares de la Unión Internacional de Conservación de la Naturaleza.

Los datos

Esta desaparición se produciría en el supuesto de que las emisiones de gases de efecto invernadero siguieran como hasta ahora. Esto conduciría a que en el año 2100 hayan desaparecido estos glaciares.

Para ello, sería necesario un escenario en el que hubiera altas emisiones. Esto haría que se extinguieran los glaciares de 21 de los 46 sitios declarados Patrimonio de la Humanidad que cuentan con estas masas grandes de hielo y que las perderían en ese horizonte temporal.

No obstante, las afecciones en estas zonas también se producirían en un contexto de bajas emisiones, aunque las consecuencias serían menores. Y es que, en este caso, estarían en peligro ocho de los 46 sitios Patrimonio de la Humanidad.

glaciares
El estudio realizado arroja también otros efectos negativos, ya que se estima que alrededor del 33% del 60% del total del volumen de hielo en 2017 se habrá perdido también en el año 2100 en estos escenarios de emisiones.

La desaparición de los glaciares supondría un problema importante para la disponibilidad de los recursos hídricos, así como para el nivel del mar. Igualmente, este contexto influiría en los patrones meteorológicos.

Zonas afectadas

Dentro del listado de los que están en peligro figuran, por ejemplo, el Grosser Aeltschgletscher en los Alpes suizos, así como el Jakobshavn Isbrae en Groenlandia y el Khumbu Glaciar, situado en el Himalaya.

No son los únicos. También se verían afectados el Parque Nacional de los Glaciares de Argentina, el Waterton Glaciar International Peace Park en las Montañas Rocosas de Canadá o el Parque Olímpico Nacional.

Artículos relacionados:

El transporte aéreo aumenta las emisiones de dióxido de carbono

Las emisiones diésel matan cada año a decenas de miles de personas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *