El transporte aéreo aumenta las emisiones de dióxido de carbono

aviones
En el sector del transporte por carretera se están llevando a cabo importantes avances para contaminar menos y que la movilidad sea más sostenible y respetuosa con el entorno natural. Sin embargo, en el caso del transporte aéreo, parece que está costando más reducir las emisiones. Y es que, lejos de conseguirlo, lo cierto es que todo indica a que van a ir en aumento. Un dato que es importante porque el sector de la aviación fue el responsable del 3,6% de las emisiones de gases de efecto invernadero de la Unión Europea en 2016. Un ejercicio en el que supuso el 13,4% del total de las emisiones del transporte.

Dióxido de carbono

Y esta es la tendencia que se desprende del ‘Informe anual sobre rendimiento medioambiental del sector’, que ha sido elaborado por la Agencia Europea de Medio Ambiente (EEA), la Agencia Europea de Seguridad Aérea (EASA) y Eurocontrol.

Los datos que se recogen del informe son claros. La previsión es que las emisiones de dióxido de carbono (CO2) relacionadas con la aviación aumenten un 21% hasta el año 2040 y en comparación con los datos de 2017.

En ese ejercicio, las emisiones de CO2 fueron de 163 millones de toneladas, lo que supone un incremento del 17% en comparación con 2005. Además, son un 10% más que en 2015.

aviones
De esta manera, de mantenerse este escenario, el informe prevé que estas emisiones alcancen los 163 millones de toneladas. Sin embargo, si el tráfico aéreo sigue aumentando, este escenario empeoraría y se elevarían a 262 millones de toneladas, lo que implicaría un incremento del 60%. Por su parte, en el escenario menos nocivo, serían de 134 millones, descendiendo un 18%.

Óxido de nitrógeno

El dióxido de carbono no sería el único que aumentaría las emisiones. También se prevé que lo haga el óxido de nitrógeno (NOx), cuyo incremento sería del 16% en el horizonte de 2040, en comparación con 2017, alcanzando las 972.000 toneladas. En el escenario más negativo, el aumento sería del 54%, mientras que bajarían un 22% en el entorno menos nocivo.

Artículos relacionados:

En marcha Smart Mobility para impulsar la movilidad inteligente y sostenible

Así será el avión ligero que funcionará con energía eléctrica

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *