Polución industrial, factor de riesgo para el cáncer

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter3Share on Google+0

Contaminacion atmosferica industrial
La contaminación industrial atmosférica, lógicamente, es cualquier cosa menos buena para la salud, del mismo modo que resulta complicado afirmar que estemos ante sustancias inocuas. Muy al contrario, la ciencia encuentra cada vez más indicios de lo nefastas que pueden resultar, constituyendo factores de riesgo del cáncer.

Buena prueba de ello son los resultados obtenidos en el mayor estudio realizado sobre la contaminación de las fábricas y los tumores malignos en España, un trabajo recién publicado que firman investigadores del Centro Nacional de Epidemiología, en Madrid.

Mayor mortalidad en pueblos industriales

De acuerdo con el informe (goo.gl/NuayaZ), la mortalidad por tumores malignos es un 17 por ciento mayor en los pueblos industriales, tomando como término de comparación la media nacional.

Este impactante resultado se ha obtenido tras analizar datos de 8.100 municipios españoles durante el periodo comprendido entre 2007 y 2010. En particular, se han encontrado “altas emisiones de carcinógenos en la proximidad de pueblos del suroeste, este y norte del país”.

Son municipios donde se concentran las industrias, principalmente ubicados las provincias de Barcelona, Tarragona, Bizkaia, Guipuzkoa y Valencia, donde se han contabilizado muertes por cáncer sanguíneo o leucemia y tumores malignos de próstata, mama, ovarios y aparato respiratorio o digestivo.

El trabajo dibuja un escenario preocupante, puesto que en nuestro país, en 2010, 1.500 municipios están situados a menos de cinco kilómetros de una industria emisora de sustancias que la Agencia Internacional de Investigación considera cancerígenas.

Ello supone que un total de nueve millones de personas son víctimas potenciales, un número que aumenta a dos millones si nos referimos a una distancia de dos kilómetros.

Por lo pronto, la ciencia todavía no ha encontrado una relación causa efecto directa, pero las cifras cantan y son suficientemente dramáticas como para tomar medidas cuanto antes.

En esta línea, el estudio concluye que “las grandes cantidades de sustancias tóxicas que han sido liberadas indiscriminadamente durante muchos años” requieren actuar de forma decidida y urgente. En concreto, piden la reducción de estas emisiones cancerígenas como objetivo “ineludible”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *