Producir alimentos a través de la electricidad

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter5Share on Google+2

Electricidad
Utilizar la electricidad para resucitar a los muertos es un lugar común en la literatura y cine de ciencia ficción, además de haberse extendido a distintos géneros.

Una loca idea que acabó siendo visionario, al menos en lo que respecta al invento de los desfibriladores. O, por ejemplo, en lo que respecta a un reciente descubrimiento. En este caso, no se trata de volver a la vida, sino de mantenerse vivo gracias a una alimentación un tanto peculiar, obtenida a partir de la misma electricidad.

Alimento básico gracias a la electrólisis

¿Pero, es eso posible? La respuesta es sí, considerando los resultados del curioso proyecto “Food from Electricity” (Comida a partir de la electricidad) llevado a cabo por la Universidad Tecnológica de Lappeenranta (LUT) junto con el Centro de Investigación Técnica (VTT), ambos finlandeses.

El resultado de este experimento fue la producción de una proteína mediante el uso de energía eléctrica, concretamente mezclando agua, dióxido de carbono y microbios, con lo que el invento, además, puede ser de gran ayuda para reducir los gases de efecto invernadero.

Finalmente, expusieron estos elementos a la electrólisis, un proceso de separación de los elementos de un compuesto a través de la descomposición que se genera cuando una corriente eléctrica continua pasa a través de un líquido ionizado. Se trata, en suma, de un proceso químico que logra la descomposición de una sustancia o un cuerpo inmersos en una disolución por la acción de la electricidad.

Tras dicho proceso, se logró un material nutritivo de tipo sólido, que puede equipararse en este sentido a los alimentos básicos, explican sus creadores. De acuerdo con éstos, por otra parte, su composición nutricional podría servir para sustituir una cena, ya que tiene el 50 por ciento de proteínicas, el 25 de hidratos de carbono y otro tanto de grasas, así como ácidos nucleicos.

Estos últimos son sustancias que se encuentran en la mayoría de las fuentes de alimentos. Por último, los científicos confían en poder producir alimentos de distintas texturas a partir de este mismo procedimiento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *