¿Qué es el calzado ecológico?

Zapatos ecologicos
Los zapatos concebidos de forma eco-amigable, es decir, diseñados, fabricados y distribuidos desde un enfoque verde deben reunir una serie de características para poderse considerar real y genuinamente ecológicos. Además de ser durables, deberían respetar el entorno controlando una serie de factores que minimicen la polución, como la elección misma de materiales, los procesos de producción, el embalaje y la logística, sin olvidar las condiciones de trabajo de quienes los fabrican, entre otros principios de solidaridad social relacionados del comercio justo.

Así, el respeto al entorno tiene un sentido amplio que debe arrojar un balance de sostenibilidad positivo, que se acerque en la medida de lo posible a un impacto ambiental mínimo e idealmente respete desde un punto de vista ético tanto los animales de granja como a los animales salvajes, protegiendo su hábitat.

Lejos de centrar la estrategia en el marketing de lo ecológico, tan de moda, con el fin de obtener beneficios económicos, se trata de realizar un trabajo de fondo que afecte a todos y cada uno de los aspectos relacionados con el producto, desde su producción hasta el fin de su vida útil, incluyendo su posible y facilidad de reciclaje.

Básicamente, la industria del calzado ecológico se centra en limitar el consumo de recursos y las emisiones, por ejemplo, eligiendo un tipo de montaje que permita facilida el reciclaje del producto una zona de aprovisionamiento de cuero cercano a la fábria o encontrar materiales más ecológicos. Es decir, en función de cada circunstancia hay que hacer la elección menos polucionante, y la suma de decisiones acertadas permitirán conseguir un producto más o menos ecológico.

Calzado ecologico
Es por ello que el consumidor debe tener o conseguir información sobre todos estos aspectos para poder tener la certeza de que su compra realmente es ecológica, y no puro marketing, si bien no siempre es fácil tener acceder a ella. Ser conscientes de su importancia, sin embargo, es importante, así como intentar recabar información sobre aspectos claves como la extracción de las materias primas, su transporte, proceso de producción, durabilidad y fin de la vida o facilidad de reciclaje.

Características de los zapatos ecológicos

Esa reducción del impacto ambiental, esa menor o mínima explotación de recursos, en emisiones, en las condiciones de trabajo y también en respeto ético se traducirán en zapatos ecológicos que finalmente tendrán que superar la prueba de fuego de la durabilidad del producto, pues el impacto ambiental dependerá de ésta, ya que si dura más años, éste será menor.

Las características del material con el que se fabrican los zapatos ecológicos son los componentes orgánicos, libres de químicos y biodegradables (al igual que los embalajes), y normalmente la suela está cosida, no pegada. Entre otros materiales comunes están la fibra de coco, corcho, lana, algodón, látex natural, cáñamo, corcho, látex, treetap o rafia.

Además de proteger el medio ambiente, el calzado ecológico es especialmente saludable si resulta transpirable, cómodo y está fabricado con materiales naturales, sobre todo si están en contacto directo con la piel (es decir, si los llevamos sin calcetines), si bien dependerá del diseño y de la calidad del producto, obviamente.

El cuero ecológico

El calzado de cuero es muy común, pero no resulta ecológico ni por el tratamiento que requiere ni mucho menos éticamente. Afortunadamente para veganos y consumidores concienciados en general, hay cuero sintético, si bien dentro del concepto de cuerina podemos encontrar materiales plásticos y otros mucho más ecológicos, como los fabricados con etanol, procedente de la caña de azúcar, etc., si bien lo habitual es que provenga de recursos no renovables. De nuevo, la información es básica para saber qué compramos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *